San Blas, devoción y calorías bendecidas

Calahorra. Partición del gran rosco de San Blas de la Asociación Amigos de la Catedral. :: i. á./
Calahorra. Partición del gran rosco de San Blas de la Asociación Amigos de la Catedral. :: i. á.

Gran rosco en Calahorra, barzones y caza en Autol, roscos y cordones en Cornago, roscos y tostadas de aceite en Navajún

La festividad de San Blas continua muy arraigada en los pueblos de La Rioja. Así viene ocurriendo entre los calagurritanos, que ayer se acercaron hasta la catedral de Santa María para bendecir los típicos roscos de esta fiesta y otros muchos alimentos. Por la mañana, después de la misa en honor al santo protector de las gargantas, la asociación Amigos de la Catedral de Calahorra repartió un gran rosco entre todos aquellos que acudieron al templo. El dulce, de más de 200 kilos de peso, fue donado un año más por Tahona Mi Pan. Con el reparto, la asociación recaudó donativos que se destinarán a la restauración de la capilla del Cristo de la pelota.

Fotos

Por otro lado, Autol continúa las celebraciones de sus fiestas de invierno de San Blas, que comenzaron el viernes con el cohete. Ayer hubo misa y bendición de barzones y productos de caza, conciertos, degustaciones y vacas. Hoy no faltará la música, dos encierros, comida popular, revista y repiquetes a Santa Águeda.

En Cornago, el programa incluye actuaciones musicales durante todo el fin de semana. Como actos tradicionales el viernes tuvo lugar la 'subida a la era de la gaita' y ayer sábado hubo misa, procesión, bendición de alimentos y cordones rojos de San Blas. Por la tarde se llevó a cabo la subasta de roscos, una costumbre que no puede faltar estos días.

En Navajún la fiesta se recuperó hace unos años gracias a la asociación local. Ayer consistió en una misa, bendición, hoguera, aperitivo y tostadas de aceite.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos