Una avería en la red deja Nestares sin agua potable durante cerca de 17 horas

La fuente situada en la plaza del pueblo se quedó sin agua. :: l. r. /
La fuente situada en la plaza del pueblo se quedó sin agua. :: l. r.

Las casas y la fuente de la plaza de la localidad se quedaron sin suministro entre las 20.30 horas del jueves hasta pasadas las 13 horas de ayer

P. H.

Una avería dejó Nestares, que cuenta con una población permanente de unos 20 vecinos, sin suministro de agua potable en las casas y en la fuente de la plaza del pueblo por espacio de unas 17 horas entre las 20.30 horas del pasado jueves y en torno a las 13 horas de ayer viernes.

El alcalde socialista de la localidad camerana, Javier Hurtado, precisó que el corte de agua se debió a que «se ha picado un cable de la red que va al depósito». Indicó que él tuvo noticia de la avería a las 22 horas del jueves y a las 00 horas se encontraba tratando de localizar el punto de la incidencia, sin éxito. A mediodía de ayer se logró hallar la avería y sobre las 13 horas volvía a entrar agua al depósito del municipio.

Durante el tiempo que duró la incidencia, el concejal del PP, Javier Fontecha, criticó que el regidor no hubiera informado de la existencia de un corte de agua. «No hay ningún papel en el pueblo que indique que hay una avería», denunció. Hurtado replicó que no pudo colocar ningún bando porque le avisaron de lo sucedido sobre las 22 horas del jueves.

Fontecha también recriminó al primer edil que, en el último tiempo, el agua que llega a los grifos de las casas sale turbia. El regidor aseguró que este agua «cumple con los parámetros exigibles» y señaló que se somete a análisis con una periodicidad en invierno de quince días.

Además, indicó que de ella se efectúa «un doble control», tanto por parte de la empresa encargada de analizar el estado del agua de los municipios de la zona, como por técnicos del Colegio de Farmacéuticos de La Rioja. Mientras perduró la incidencia, los pocos vecinos que viven entre semana en Nestares se valieron de garrafas que iban a rellenar a una fuente que emana de un manantial, situada a cerca de 200 metros de la localidad.

«El sendero de acceso está un poco mal», criticó Fontecha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos