Los pregoneros demandan que las fiestas sean declaradas de interés turístico nacional

E. P. ARNEDO

Tanto Carlos Fuertes en persona como Montse Altozano vía telefónica, los dos pregoneros, esgrimieron todo tipo de argumentos para tratar de convencer a los arnedanos de llevar a los santos a Navarra. Unos hilarantes, otros metiendo el dedo en la yaga, otros más serios.

Entre los últimos, uno en el que están todos de acuerdo. Declaradas de interés turístico regional en el 2003, arnedanos y navarros aspiran a que sean distinguidas como de interés turístico nacional. Ayer, Altozano volvió a elevar la voz en este reclamo con la ovación de todos los presentes, entre ellos el delegado del Gobierno en La Rioja, representantes de los gobiernos de La Rioja y Navarra y los alcaldes de Arnedo y Andosilla.

Pero sobre todo los hubo puntillosos, que arrancaron las sonrisas y aplausos de los arnedanos, como el lamento reiterado de Fuertes de que la exposición 'La Rioja. Tierra Abierta' ha sido un éxito «a pesar de no tener la debida promoción» o su sugerencia de, «ante las evidencias», llevar la reclamación navarra de los santos a los juzgados, en referencia a la judicialización de los asuntos de la gestión de la empresa municipal Infraestructuras para Arnedo o la construcción de casillas ilegales en las huertas del Cidacos. Y, como cada año, hubo recuerdos para los que no pudieron estar en esta tradición, que se remonta en los siglos, desde que llegaron las reliquias en 1566.

Fotos

Vídeos