Llenazo en la recta final

El espacio para disfrutar de las aventuras de Gorgorito en la plaza Nuestra Señora de Vico se quedó pequeño para acoger a los cientos de niños y familiares. :: /Ernesto Pascual
El espacio para disfrutar de las aventuras de Gorgorito en la plaza Nuestra Señora de Vico se quedó pequeño para acoger a los cientos de niños y familiares. :: / Ernesto Pascual

Las fiestas arnedanas llegan hoy a su último día con enorme participación

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUALArnedo

Mientras todo el país quedaba atrapado por la noticia omnipresente, la única consulta que importaba ayer a los arnedanos era la que lanzaban al programa de actos para conocer la siguiente cita festiva; la que cuestionaba al amigo por la hora de la comida o la cena; la que lanzaban a conocidos que hacía mucho con los que no se encontraban y que la magia de los días de fiesta permite conocer la respuesta y ponerse al día sin prisa y con una sonrisa.

Sin la compañía del sol, presente en las primeras cuatro jornadas, pero con una temperatura más que agradables, los arnedanos se lanzaron a las calles a disfrutar de la penúltima jornada de estas celebraciones por San Cosme y San Damián.

10.00
Suelta larga de reses bravas en la calle con el Manto.
11.45
Aventura de Gorgorito.
12.30
Encierrillo infantil en la Tao seguida de ronda de bares y vermú musical con La Chispa.
12.30
Degustación de migas de pastor con La Quincalla.
13.00
Concurso del mayo.
14.00
Comidas de hermandad del Club Taurino y de La Chispa.
16.30
Cafés concierto en La Baronesa con la Lubumbas y en La Cepa con La Chispa.
17.30
Parque infantil y chocolatada en plaza de España con Lubumbas e hinchables en La Chispa.
17.30
Espectáculo de recortadores Gladiadores del siglo XXI.
20.00
'Pobre de Mí' con las peñas desde el Arnedo Arena.

Y lo hicieron todos, los que han tomado las calles durante todos estos días y los que han regresado a la ciudad del calzado después de disfrutar de unos días de vacaciones en diversos destinos con el beneplácito de unos apetecibles precios por las fechas fuera de temporada alta. Con esa unión de unos y otros, cada cita y cada propuesta del programa de actos vivió ayer llenazos totales.

El regreso de quienes han estado de vacaciones multiplicó la presencia y el ambiente en las calles

A esa multitudinaria presencia se unió también la constancia y conciencia de que las fiestas patronales arnedanas entran en su recta final. Por ello hay que aprovechar y estrujar cada momento, sin dejar escapar un acto, un encuentro, un brindis...

Tras una larga noche para cientos de jóvenes que acabó con los primeros rayos de sol y en la que participaron cientos de llegados de localidades de toda La Rioja y de la vecina Navarra, la primera cita de la jornada era la cuarta suelta de reses bravas en las calles, esta vez con la ganadería Merino Garde, de Marcilla (Navarra). Desde ese primer momento, una mirada a ambos lados del vallado ya evidenciaba que muchos arnedanos estaban de vuelta y que iban a compartir con el resto las calles de la ciudad.

Entre los habituales almuerzos y quites a los astados, la suelta dejó dos sustos en forma de sendos mareos de espectadores que se encontraban tras el vallado y que fueron atendidos por Cruz Roja.

Desde esa primera cita, la oferta se multiplicó. Y cada una de las opciones se llenaba: muchos seguían disfrutando en el Arnedo Arena de más suelta de reses bravas; el espacio habilitado para acompañar a Gorgorito en su aventura para salvar un toro de la bruja se quedaba pequeño para los cientos de niños y familiares que acudieron a la plaza Nuestra Señora de Vico; la degustación de jamón y vino Rioja con La Chispa en la Puerta Munillo atraía a cientos de personas bajo los sones de la charanga La Muralla, al igual que la de gordillas en la Tao con la Isaseña; decenas de personas arengaban a los niños que se atrevían a trepar el mayo... Con el mediodía avanzado, decenas de personas asistían a un coloquio organizado por el Club Taurino en el parque de La Baronesa.

Con ese gran ambiente, el flamenco sonó en la tarde en la Puerta Munillo, las degustaciones alimentaron el atardecer para llegar a la noche en la que la orquesta Magia Negra recorrieron clásicos de las últimas décadas para animar la última noche festiva.

Sin perder tiempo.

Más

Fotos

Vídeos