Lección para el bolsillo

Una vecina lleva convenientemente atado a su perro por el arnedano Paseo Constitución. :: E.P./
Una vecina lleva convenientemente atado a su perro por el arnedano Paseo Constitución. :: E.P.

El Ayuntamiento aumenta las multas a dueños de perros

E. PASCUAL

Cuando se enumeran los problemas de convivencia que surgen en una ciudad, siempre aparece como uno de los primeros el comportamiento incívico de algunos dueños de mascotas, sobre todo de perros. Dueños que llevan sueltos a sus canes por las calles, que no limpian sus heces en la vía pública cuando los sacan a pasear, que no controlan sus micciones en fachadas ajenas o lugares comunes...

Las quejas de los vecinos ante esos pocos que afean la imagen de la mayoría es una constante en Arnedo. Ante esto, el Ayuntamiento ha emprendido diversas campañas informativas y de sensibilización, ha acondicionado la zona de expansión canina.... A partir de estas, dado el caso omiso que algunos hacen, la Policía Local ha aumentado progresivamente las denuncias y sanciones. Así, de las cinco que impuso en el 2016, crecieron hasta 14 a lo largo del 2017 y ya van 15 hasta el 4 de mayo en este 2018.

Con una cuantía que va de 60 a 300 euros según la ordenanza, la mayoría de las sanciones impuestas es por llevar a los perros sueltos, y van desde los 180 euros hasta una que alcanza los 3.500,03 por tratarse de un perro peligroso suelto, sin bozal, sin licencia municipal y sin seguro. «Se ponen sanciones porque se aprende por el bolsillo», lamenta el alcalde, Javier García.

Las sanciones han pasado de cinco en el 2016 a 14 en el 2017, llegando a 15 hasta primeros de mayo

Pero apenas hay multas por suciedad en las calles. Mientras que en el 2017 el Ayuntamiento sancionó dos casos por 150 euros de perro suelto defecando y una por 180 de perro defecando en la vía pública, todavía no hay ninguna por esta causa en este 2018. «Cuando el propietario ve que el policía está cerca, recoge las heces; cuando nadie les ve, las dejan», apunta el primer edil arnedano sobre la dificultad de sancionar a quien no limpia las deposiciones de sus mascotas.

Las más cuantiosas

Las multas más cuantiosas impuestas en este tiempo por el Ayuntamiento arnedano son las que afectan a propietarios de perros peligrosos, como una a uno suelto y sin bozal por 2.650,02 euros, a otro sin licencia e identificación por 1.302 ó a uno atado sin bozal, sin licencia municipal ni datos identificativos por 2.502,02 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos