INAR afronta su disolución con un «colchón» de 400.000 euros

El concejal de IU ha preguntado sobre cuál será el futuro uso de las que fueron oficinas de INAR. :: E.P./
El concejal de IU ha preguntado sobre cuál será el futuro uso de las que fueron oficinas de INAR. :: E.P.

La empresa ha abordado sus compromisos bancarios gracias a la enajenación de recursos propios

ERNESTO PASCUAL

La empresa municipal Infraestructuras para Arnedo (INAR) ya no tiene ningún tipo de deuda ni compromiso bancario. En su proceso de liquidación, que está avanzando hacia su culminación tras meses de trabajo, la empresa ha cumplido con sus compromisos bancarios gracias a la amortización y uso de recursos propios. Después de afrontar esas cuentas, la empresa municipal cuenta con 400.000 euros en su haber.

«La sociedad tenía liquidez para poder amortizar la deuda, pero no queríamos dejar las arcas vacías», explica el alcalde arnedano y presidente de INAR, Javier García, a Diario LA RIOJA.

Recordemos que la comisión liquidadora de INAR -compuesta por la concejala de Régimen Local, Chus Gil de Muro, el entonces edil de Ciudadanos, Pedro Marín, y el de Izquierda Unida, Miguel Pujada-, sacó a la venta en febrero los 22 locales que la empresa tenía en la urbanización del Peri 7, junto al IES Celso Díaz. En ese proceso, la empresa recaudó 306.475 euros que ha utilizado para el pago de sus compromisos. «INAR está ya sin ningún tipo de compromiso bancario, tras amortizar todos los préstamos hipotecarios que tenía de promociones anteriores y créditos con algunas sucursales -explica García-. Lo hemos amortizado con recursos propios de INAR, para lo que ha sido necesario la enajenación de patrimonio».

En paralelo, y sin noticias, continúa el proceso judicial que investiga las contrataciones de gestión

Tras estos movimientos, el Ayuntamiento afronta el procedimiento de disolución de INAR con «un colchón», como valora el primer edil. «En este momento, la sociedad tiene más de 400.000 euros en cuentas, sin deudas, tras un gran y arduo trabajo de la comisión liquidadora. Con ello afrontamos la última fase de extinción de la sociedad», expone sobre los próximos pasos a dar.

En estos últimos pasos hacia la extinción, el concejal de Izquierda Unida, Miguel Pujada, ha cuestionado al grupo de Gobierno sobre qué planes futuros tiene para las que fueron las oficinas de INAR, en un amplio local en el Peri 7.

En paralelo a la disolución de la empresa municipal, el plano judicial de la investigación sobre su gestión continúa, aunque sin movimientos exteriores o públicos por el Tribunal de Cuentas y después de que el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Calahorra citara en febrero a declarar como investigados al anterior alcalde Juan Antonio Abad, al concejal Manolo Soria y a quien fuera gerente de la empresa, Francisco Bermejo, por presunto perjuicio del patrimonio municipal y malversación de fondos públicos en las contrataciones para su gestión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos