Estudios para ayudar a todos

La edil de Cultura, Chus Zapata, junto a Juan Antonio Ferrando, director de la Escuela de teatro. :: A.A./
La edil de Cultura, Chus Zapata, junto a Juan Antonio Ferrando, director de la Escuela de teatro. :: A.A.

La biblioteca arnedana participa en la XV Olimpiada Solidaria de Estudio por el Congo

E. PASCUAL

Un año más, la biblioteca pública municipal es el lugar que los estudiantes arnedanos pueden encontrar para aprovechar sus horas de estudio y, a la vez, ser solidarios. La biblioteca, ubicada en la Casa de Cultura arnedana, es una de las sedes de la XV Olimpiada Solidaria de Estudio que, con el lema 'Estoy donde puedo ayudar', recauda fondos para un proyecto en la República Democrática del Congo.

Desde este 5 de noviembre y hasta el 5 de diciembre , la oenegé Coopera, junto a ACTEC y Cooperación Internacional, llama a participar en esta edición, que recaudará lo destinado al proyecto 'Watoto vuelve a la escuela', que busca la reinserción escolar de niños víctimas de grupos armados y conflictos bélicos que siguen activos en Kivu Sur, en la República Democrática del Congo.

La dinámica para ser solidario es la misma que anteriores ediciones: por cada euros de estudio en las salas de estudio de la Olimpiada, como la biblioteca arnedana, los patrocinadores públicos y privados de la iniciativa destinarán 1 euro al proyecto solidario.

En el mismo edificio, la Casa de cultura, comparte sede la Escuela municipal de teatro, que en este curso 2017-2018 ha estrenado monitor, con Juan Antonio Ferrando al frente, formado en la propia escuela arnedana y en la de Teatro de Córdoba, quien da relevo a Javier León. Con clases en las tardes noches de los miércoles de 20.30 a 22.30 horas en el centro joven, mantiene abierta la inscripción hasta el 11 de noviembre y hasta las 20 plazas por un precio del curso de 115 euros.

Según su plan, los primeros meses se centrarán en ejercicios de expresión corporal, control de la propia energía, trabajo en equipo, dinámicas de grupo, refuerzo de la propia identidad, creatividad, improvisación... «Son actividades que enseñan a desinhibirse en el teatro y en la vida», explica Ferrando. Después, ensayarán una obra de teatro que representarán en junio en el Teatro Cervantes a modo final de curso.

Fotos

Vídeos