El Coro Cuchuflete dona 3.000 euros a un orfanato en Etiopía

Momento de la entrega del cheque a David Solana. :: n. basoco/
Momento de la entrega del cheque a David Solana. :: n. basoco

E. PASCUAL

Los niños del arnedano Coro Cuchuflete han alzado y entonado su voz para ayudar a otros niños que lo precisan más que ellos, a los que ampara la ONG Ambessa en la zona de la localidad etíope de Holeta.

Durante estas navidades, los niños del coro, dirigido por Álvaro Castillo y Natalia Marín y nacido en el colegio público Antonio Delgado Calvete, han ofrecido tres conciertos. El tercero y último fue este viernes en el monasterio de Vico, con casi 400 personas llenando la recientemente recuperada ruina de su antigua iglesia. Y en un lugar tan emblemático para los arnedanos, aprovecharon para entregar el cheque de 3.000 euros con los beneficios obtenidos por la venta de su disco '¡Viva el Coro Cuchuflete!' al inquieto arnedano David Solana, uno de los impulsores de Ambessa.

Agradecido por este gesto, Solana detalló que Ambessa va a destinar estos fondos a continuar con las obras del orfanato Ankelba y del aula 'Cuchuflete', dedicada al Coro en agradecimiento por su apoyo. La ONG está desarrollando estas obras en Holeta, en el centro de Etiopía, donde centra su actividad a favor de la infancia con menos posibilidades.

El del monasterio de Vico fue el tercer concierto navideño del Coro Cuchuflete, que el 21 de diciembre actuó en el Auditorio de Logroño junto al de la Asociación Cultural 'Con dos Bemoles', dirigido por Jesús Vicente Aguirre; y del 15 al 17 de diciembre conoció y actuó en Albarracín. Para este nuevo año, sus 55 integrantes ya preparan nuevos proyectos y citas con los que seguir alimentando su pasión y emoción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos