«Que La Chispa cumpla 40 años es una responsabilidad»

Vestidos de verde y blanco, los peñistas de La Chispa salieron por primera vez a las calles arnedanas en las fiestas de San José de 1978. Sin acusar la edad y sí mostrando una feliz experiencia festiva, la peña está celebrando su 40 aniversario durante estas fiestas con intensidad y sin descanso. No en vano, de su organización nacen 27 de los más de 80 actos del programa de fiestas.

Tras el despertar de ayer -para quien durmiera-, sus 'viejas glorias' comenzaron con un almuerzo para coger fuerzas. Vendría después la degustación de suelas de jamón, un vermú musical, café-concierto con La Muralla por la tarde, concierto con el Chivi a medianoche...

«No podría imaginar vivir unas fiestas sin vestirme de peñista... Ser de una peña es un sentimiento diferente, único...". A Tasio Gil de Muro lo inscribió su padre a La Chispa a los 2 años de fundarla; hoy es su presidente. «Cumplir 40 años es una pasada y supone una responsabilidad grande con Arnedo», afirma. Por ello, la peña continuará organizando actividades para celebrarlo durante los próximos meses, hasta las patronales de septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos