El centro de salud de Arnedo hace aguas

Goteras en la sala de espera. :: L.R.

La Consejería achaca el estado del 'Puerta de Arnedo' a una incidencia puntual y se compromete a su solución

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUALArnedo

Con poco más de diez años de vida, el centro de salud 'Puerta de Arnedo' hace aguas en algunos de sus espacios. Acusadas prácticamente desde su inauguración, en agosto del 2007, las deficiencias estructurales denunciadas por diversos partidos políticos, sindicatos y usuarios se han hecho evidentes durante los últimos días en forma de goteras en la zona de consultas como consecuencia de las nevadas y lluvias vividas.

Evidenciadas en forma de manchas, el agua ha corrido en forma de goteras en las áreas de consultas y de urgencias, como han testimoniado usuarios. Además de la incomodidad que producen, las goteras tienen otra consecuencia: al inundarse su foso, el ascensor queda detenido y fuera de servicio, como el pasado viernes. En anteriores episodios de lluvias, estuvo dos semanas sin funcionamiento. Otra deriva de esta situación son las hileras de hormigas que pueden observarse habitualmente en la zona de pediatría.

Desde la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja explicaron ayer a este periódico que se trata de una incidencia puntual debido a la climatología. Responsables de mantenimiento del Servicio Riojano de Salud la evaluaron y elevaron el informe técnico, señalando que se debe a un fallo en un sumidero. Una vez detectado, Salud confía en aplicar la solución durante esta semana.

Las quejas por las deficiencias estructurales vienen desde su puesta en funcionamiento

Para el grupo de vecinos que se concentra cada mediodía de los viernes desde hace más de cinco años en la entrada del 'Puerta de Arnedo' para solicitar una sanidad digna, esto es consecuencia del deterioro de la terraza pública que sirve como techo del centro de salud y de la baja calidad de su cemento, que en algún paso peatonal está levantado.

«Venimos denunciando desde hace mucho tiempo cómo afectan los recortes sanitarios. En este caso, no sólo desde el punto de vista social (precio de los medicamentos, falta de personal, atenciones, etc.), sino por lo que afecta a las inversiones, en las que ha habido una reducción casi del 50% desde el inicio de la crisis -expone Javier Granda, desde Marea Blanca-. Esto lleva a que no se invierte en la mejora del centro de Arnedo y de otros de la región y tampoco en el mantenimiento e infraestructuras sanitarias...».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos