El calzado arnedano huele mejor

Dos técnicos del CTCR trabajan en el proyecto que estudia el quitosano aplicado al calzado. :: CTCR/
Dos técnicos del CTCR trabajan en el proyecto que estudia el quitosano aplicado al calzado. :: CTCR

El CTCR estudia una sustancia de los hongos por sus propiedades para el sector

E. PASCUAL

El Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR) tiene en sus manos un proyecto de investigación que busca colaborar con la siempre incómoda sensación para algunos de que le huelen los pies. Profundizando en los últimos años en la investigación de nuevos materiales orgánicos y su desarrollo en la aplicación directa en los sectores del calzado y el textil, entre otros, técnicos del CTCR han extraído el quitosano de los hongos, una sustancia que presenta aplicaciones directas a nivel industrial.

El descubrimiento «permite múltiples opciones para la mejora de productos y procesos, como agente coagulante/floculante», según subraya el CTCR. Entre ellas, este biopolímero se convierte en un agente que lucha contra microbios como los que causan olores, sudores y otros malestares del pie.

Ante esa capacidad de plantear soluciones y sus resultados, la investigación ha observado la producción del quitosano usando microorganismos, a través del cultivo de hongos. Desde ahí, el CTCR evalúa ese doble potencial. Así, lo observa como agente antimicrobiano por sus propiedades únicas como la no toxicidad, biodegradabilidad y biocompatibilidad. Pueden aplicarse en fibras naturales -de algodón, lino, yute y celulósicas- y en polímeros -fibras sintéticas de poliéster y poliamida- para utilizarlo en la fabricación de forros, plantillas, palmillas o formulaciones de caucho en los procesos del calzado.

Entre sus propiedades, el quitosano de los hongos es un agente contra los microbios del olor o sudor

Con su uso, el sector podrá descartar otros agentes contra los microbios que resultan tóxicos y no se degradan con facilidad.

Junto a estas razones de producto, el CTCR también ha apostado por estudiar el quitosano dada su eficacia para eliminar partículas de colorante y contaminantes disueltos en procesos de tratamientos de aguas residuales teñidas, como las que se usan para las pieles en la fabricación. Y, principalmente, por su capacidad de coagulación y floculación, pues en el sector calzado existen múltiples procesos en los que surgen aguas contaminadas.

Entre estos, el tintado de algodón cien por cien natural en la fabricación de zapatillas vulcanizadas al corte, en el proceso de acabado de calzado completo, cuando éste se somete a lacado en una cabina con agua circulante o en la fabricación de suelas. De este modo, el CTCR busca un aliado que sea más amable con el uso de agua en el proceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos