El Ayuntamiento de Arnedo impulsa con Cáritas los primeros 40 huertos sociales

Los ediles Chus de Orte y José Luis Rubio y el director de Cáritas, Santiago Álvarez. :: / Ernesto Pascual

El proyecto incorpora un 'Banco de tierras' para que los vecinos interesados cedan sus terrenos para su futuro uso agrícola

E. PASCUAL

Una finca de 8.500 metros cuadrados en el término de Cienta, a la vera de la vía verde del Cidacos, será el lugar donde Cáritas parroquial y el Ayuntamiento arnedano van a desarrollar el proyecto de huertos sociales. Este tiene el doble objetivo de dar una opción de futuro laboral a desempleados y ocio a vecinos interesados de la ciudad.

Con opción a definir nuevos espacios, la finca cedida por la familia Sopranis por un periodo renovable de siete años ha quedado estructurada en cuarenta parcelas de cien metros cuadrados dedicadas al autoconsumo. Cáritas entregará una veintena a personas escogidas junto a Cruz Roja y el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento y a las que ha ido dando formación.

Además, la finca contará con dos zonas de viveros para mantener especies autóctonas, de las que se encargará la Asociación Participación Ciudadana. Habrá también zonas de compostaje y tres parcelas para que los colegios La Estación, Delgado Calvete y Sagrado Corazón desarrollen proyectos con sus alumnos. Una parcela más se ha ofertado a la Asociación de Discapacitados de Arnedo y Comarca (AMAC).

La finca elegida ha sido estructurada en parcelas de cien metros cuadrados dedicadas al autoconsumo

«Estos huertos sociales son el primer paso para el objetivo importante, la creación de una o varias empresas que encuentren en la agricultura una salida económica y vital para gente que lo necesita, además de activar la tradición de huertas en la ciudad, que corre riesgo de desaparecer si no se estimula», explicó ayer el director de Cáritas, Santiago Álvarez.

Además de ese fin, el proyecto está abierto a todos. Así, cualquier vecino interesado en optar a una veintena de parcelas pueden presentar sus peticiones en la parroquia o en la oficina de atención al ciudadano del Ayuntamiento para su valoración.

Para que el proyecto tenga una continuidad en forma de empresas, el Ayuntamiento ha creado el 'Banco de tierra', para que los vecinos puedan ceder tierras abandonadas para poner en uso agrícola.

Fotos

Vídeos