Arnedo recupera sus fuentes

La fuente de los Cuatro Caños vuelve a ofrecer agua tras un tratamiento impermeabilizante. :: E.P./
La fuente de los Cuatro Caños vuelve a ofrecer agua tras un tratamiento impermeabilizante. :: E.P.

La brigada mejora los surtidores de los Cuatro Caños y el de Santiago para garantizar su futuro

E. PASCUAL

La apuesta por la recuperación del patrimonio del Ayuntamiento de Arnedo ha puesto la vista en las últimas semanas en dos de sus fuentes más emblemáticas, la de los Cuatro Caños, en la plaza Nuestra Señora de Vico, y la de Santiago, en la calle El Sol.

Debido a los meses previos de sequía, una de las medidas del Ayuntamiento fue dejar fuera de servicio las diversas fuentes de la ciudad del calzado, entre ellas la de los Cuatro Caños, una de las más queridas por los vecinos. Antes de volver a funcionar, a ofrecer agua a los vecinos que pasean por el centro de la ciudad después de la época de estiaje y de medidas de restricción, la brigada municipal de obras y servicios del Ayuntamiento ha trabajado sobre ella para garantizar el mantenimiento en su futuro.

Esta actuación ha buscado atajar los problemas de escape de agua por diversos puntos de la fuente de los Cuatro Caños. Para ello, los operarios de la brigada han rejuntado las grietas en la estructura de la fuente, de cara a evitar las fugas. A la vez, le han realizado una limpieza completa y han aplicado sobre sus paredes un tratamiento impermeabilizante que busca evitar su deterioro en el futuro. De este modo, la fuente de los Cuatro Caños se muestra ahora más vigorosa en su imagen y vuelve a ser lugar de encuentro con agua viva en el centro de la ciudad.

Desde la historia

Por su parte, la brigada ha tomado el relevo de una vecina que hasta ahora había dedicado su tiempo a mantener el estado de la fuente de Santiago, que antiguamente daba agua a las casas-cuevas del barrio El Sol y el cerro de San Miguel antes de la llegada del agua corriente. De cara a evitar su remozado, los operarios de la brigada han colocado gresite blanco en la fuente. Aunque la inversión es pequeña, con unos 300 euros, el Ayuntamiento subraya el valor emocional de esta recuperación de una fuente histórica para los arnedanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos