Arnedo y Fuentelavero difieren sobre el criterio para contabilizar los socios

El Consejo Consultivo analizará el pliego para decidir la discrepancia sobre Fuentelavero. ::
El Consejo Consultivo analizará el pliego para decidir la discrepancia sobre Fuentelavero. :: / Fernando Díaz

Consistorio y empresa adjudicataria del centro deportivo y termal llevan sus diferencias al Consejo Consultivo, dado que el resultado determinará si hay compensación

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUALArnedo

Desde enero del 2014, el Ayuntamiento arnedano y la empresa que regenta el centro deportivo y termal Fuentelavero debaten y no se ponen de acuerdo sobre el criterio para considerar socio o no a los usuarios de sus instalaciones. Ese criterio es básico para calcular si el centro logra los 1.500 socios, cifra que, de no alcanzarse, debería llevar al Ayuntamiento a compensar económica a la empresa de cara a garantizar su viabilidad, según el contrato firmado en su día para la construcción y concesión de gestión de la instalación.

Tras más de tres años de debate, reunión y falta de acuerdo, el Ayuntamiento de Arnedo ha decidido acudir al Consejo Consultivo de La Rioja para que dirima la situación. Así lo aprobó por unanimidad el pleno del Consistorio en su sesión de este pasado jueves. «Nos mantenido varias reuniones y las discrepancias entre los responsables de Fuentelavero y los técnicos municipales sobre lo que dice el pliego de condiciones se mantienen -explica la concejal de Régimen Interior, Chus Gil de Muro-. Ante la falta de acuerdo, hemos optado por que sea el Consejo Consultivo el que dirima la responsabilidad del Ayuntamiento o de Fuente Lavero».

Aunque los dictámenes del Consejo Consultivo no son vinculantes, el Ayuntamiento tendrá en cuenta la conclusión a la que llegue sobre la interpretación de este contrato administrativo. La discrepancia entre Ayuntamiento y Fuentelavero se basa en cómo considerar a los abonados familiares. Para el Ayuntamiento, cuenta por igual un abonado individual que los varios que se integran dentro de un abono familiar. Para Fuentelavero, el criterio para contarlos se basa en considerar a ese socio un porcentaje inferior a uno.

Con su demanda, la empresa busca que el Ayuntamiento realice la aportación económica que evite el equilibrio que sufre desde el 2013, según Gil de Muro.

Fotos

Vídeos