Arnedo confía en que la nueva norma sobre suelo no urbanizable adapte la situación de sus huertas

El Ayuntamiento de Arnedo confía en que la directriz de suelo no urbanizable sea el punto y aparte que permita ordenar y organizar las casillas en las huertas :: miguel herreros/
El Ayuntamiento de Arnedo confía en que la directriz de suelo no urbanizable sea el punto y aparte que permita ordenar y organizar las casillas en las huertas :: miguel herreros

El Ayuntamiento aplaude que la Consejería de Ordenación Territorial inicie la tramitación de la nueva directriz, a la que quiere hacer aportaciones

ERNESTO PASCUAL ARNEDO.

El Plan Especial de Protección del Medio Ambiente y Natural (Pepman), la norma que ha buscado proteger y dictar las actuaciones y usos en las tierras y paisajes de La Rioja desde 1988, ha quedado obsoleto, superado por la actividad de los riojanos. Y muchas zonas que protegía a lo largo de numerosos municipios de toda la región tienen poco ahora que proteger tras las decisiones y actuaciones tomadas por el hombre en su contacto con la naturaleza. Notorio ejemplo de ello es la vega del río Cidacos a su paso por Arnedo, donde, pese a su protección especial por su carácter como huertas tradicionales, se han construido cientos de casillas ilegales durante estas décadas.

De poco han servido las sanciones impuestas por el Ayuntamiento a lo largo de los años, alcanzando en algunos casos los 120.000 euros -y estando cifradas las muy graves en hasta 300.000-. Pues algunos arnedanos han seguido construyendo auténticos chalés y mansiones disfrazados de 'casetas de aperos de labranza', superando con creces y con complementos los 40 metros cuadrados de superficie que contempla y permite el Pepman para la construcciones en lugares de especial protección.

El punto de inflexión a la situación llegó el 15 de febrero del 2016, cuando la Fiscalía General del Estado se interesó por el expediente sancionador abierto por el Ayuntamiento a una construcción reincidente sobre zona arqueológica de especial protección. Desde ahí, su sala de Medio Ambiente y Urbanismo solicitó al Ayuntamiento el resto de expedientes infractores abiertos pero no inconclusos. Y el tema de las casillas llegó a judicializarse, pues el juzgado número 3 de Instrucción de Calahorra abría procedimiento en la pasada primavera, llamando a declarar a más de 40 afectados.

Ante esta realidad, el Ayuntamiento arnedano aplaude y da la bienvenida a la directriz de suelo no urbanizable, cuyo inicio de tramitación anunció este martes el consejero de Fomento del Gobierno de La Rioja, Carlos Cuevas, con el objetivo de «disponer de una norma propia del siglo XXI para atender las demandas de los riojanos, los valores del territorio y las actuales necesidades sociales».

El Consistorio arnedano lleva lustros solicitando una revisión del Pepman, ha planteado diversos estudios y propuestas para conseguir una nueva lectura que adapte a la realidad unas huertas que en su mayor parte ya no son de cultivo, contempladas como 'tradicionales', pero que pide que se cataloguen como 'huertas familiares de ocio'. De este modo, esos adjetivos buscan responder a los usos actuales de los arnedanos, que tiene por costumbre compartir sus fines de semana, días festivos o libres en las huertas, con un asado y buena compañía. Y así quieren trasladarlo a la legislación.

«Que la directriz inicie tramitación es una buena noticia, pues es necesario cambiar la filosofía del suelo y, para ello, contar con una nueva legislación que se adapte a la realidad y necesidades de la ciudad», aplaude el alcalde arnedano, Javier García. De este modo, y buscando el consenso de todos los grupos políticos municipales como «tema de ciudad», Arnedo busca poner un punto y aparte a cómo se ha actuado hasta ahora y mantener firme el cumplimiento de la directriz.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos