Arnedo aprende de sus árboles

Zona arbolada con diversas especies en uno de los parques que recorren la calle Huertas. :: /Ernesto Pascual
Zona arbolada con diversas especies en uno de los parques que recorren la calle Huertas. :: / Ernesto Pascual

El jefe de la brigada de Jardines estrena el espacio didáctico de la web municipal

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUALArnedo

Ante la muerte prematura de alguno de las decenas de árboles que hacen más amable la ciudad del calzado, los operarios de la brigada municipal de Parques y Jardines llevan a cabo su poda pero dejando un tocón de un metro de altura.

«Esta medida busca evitar accidentes: si lo cortásemos a nivel del suelo, quedaría un resto en el que alguien podría tropezar; al dejar un tocón alto, los viandantes lo ven y lo esquivan», explica el jefe de la brigada de Jardines, Carmelo Pérez-Aradros en un artículo publicado en la página web municipal, www.arnedo.com, en el que también explica que, cuando se replante en el mismo lugar, se arrancará el tocón.

Aprovechando la renovación que ha vivido la página web municipal, sus responsables han abierto los contenidos que ofrece a los arnedanos, dándole un objetivo también didáctico, más allá del propiamente informativo o de consulta. Desde este nuevo espacio, Pérez-Aradros se estrena con su objetivo reiterado de inculcar a los vecinos la importancia del árbol en la ciudad, compartido también con actividades como el Día del Árbol, charlas, etc.

Según su explicación, la mayoría de los árboles de los jardines arnedanos han sido plantados a partir de 1985. Partiendo de que los árboles con ciclo de vida corto, como los álamos, ya alcanzan los 75-100 años, Pérez-Aradros explica que los ejemplares pueden sufrir una muerte anticipada a la natural por la afección de plagas y enfermedades que los debilitan, al igual que condiciones climáticas adversas.

En su relato, el jefe de Jardines ejemplariza estas situaciones en Arnedo en lugares de suelo de muy baja calidad en los que la brigada no ha podido combatir la acción de pulgones que han anticipado la muerte de varios ejemplares, como en la calle Viacrucis. También apunta a podas exageradas también pueden conducir a una muerte prematura de algunos árboles.

Fotos

Vídeos