Para aprender y reír

El alcalde y el concejal de Juventud conocieron las diversas áreas de la Escuela, como la de inglés. :: E.p.

La escuela de verano de Arnedo cuenta con 146 niños

E. PASCUAL

Divertirse, aprender, conocer nuevos amigos. Son los objetivos para ellos. Para sus padres, ayudar a conciliar la vida familiar con la laboral en este período de vacaciones en los colegios. Son los planteamientos que maneja la escuela de verano, un clásico en la programación del Ayuntamiento de Arnedo.

Con esos propósitos, un total de 146 niños con edades entre primero de Infantil y hasta tercero de Primaria -de 3 a 9 años- participan en el actual turno de la edición de este 2017 de la Escuela. Abierta del 1 de julio al 1 de septiembre, los padres pueden inscribir a sus hijos por 175 euros la edición completa, por 120 para un mes ó 70 para una quincena.

«El Ayuntamiento seguirá en este servicio municipal primordial, que permite conciliar la vida familiar y laboral y a través del cual los niños siguen aprendiendo a la vez que se divierten», compromete el alcalde arnedano, Javier García, tras visitar la actividad de la escuela.

La novedad es la apertura a las 8.45 del aula matinal, para facilitar a los padres su vida familiar-laboral

Las aulas y patios del colegio público La Estación son el escenario para el día a día de la Escuela de Verano, que tiene un horario de 10.15 a las 13.15 horas. Con todo, la novedad de esta edición es la ampliación del aula matinal, que ha pasado de recibir a los niños a las 9 de la mañana a hacerlo quince minutos antes, a las 8.45, para facilitar esa conciliación laboral-familiar y dar más comodidad a los padres.

Una vez con sus nueve monitores -uno más que el año pasado, al pasar de 126 a 146 niños- y los cinco alumnos que realizan las prácticas del curso de monitor de ocio y tiempo libre, los niños se reparten por grupos de edades para desarrollar las diversas actividades previstas para cada jornada.

Manualidades, inglés, deportes, y juegos, cocina... Además, los jueves disfrutan de actividades fuera de al escuela, como globoflexia, teatro, etc. Y como es habitual, los viernes son para excursiones, para conocer diversos lugares y recursos de la ciudad, como el parque del Cidacos, la biblioteca municipal, Cruz Roja o la Policía Local.

Fotos

Vídeos