La Rioja

La era de las rotondas

La del Campillo cuenta con el otro logo del calzado. ::
La del Campillo cuenta con el otro logo del calzado. :: / Ernesto Pascual
  • Las mejoras de avenida de Quel o del Paseo Constitución han impulsado la ejecución de once glorietas en trece años

En cualquiera de sus tres entradas y salidas y en los puntos claves para el tráfico, el conductor que atraviesa la ciudad del calzado se puede encontrar en su trayecto con un total de once rotondas.

Es el paisaje urbano que ha ido surgiendo desde que en el 2004 comenzó la que, en su día, el Ayuntamiento bautizó como la segunda transformación de la ciudad. Ha estado acompañada a lo largo de los años por la construcción de estas once rotondas para ordenar el tráfico, dar mayor seguridad vial y descongestionar puntos de atasco en horas punta, como los accesos desde avenida de Quel.

En el 2007, el eje sobre el que gira el tráfico y la vida arnedana entró en obras con la reforma del Paseo Constitución. Ahí surgía la primera rotonda, la que enlaza con avenida de Quel, en paralelo en aquellos años con la reforma de los accesos a la ciudad. La rotonda de enlace quedó dedicada al vino, en especial a a la Bodega Cooperativa Nuestra Señora de Vico, que ahí tenía su antigua sede.

En la mejora de la avenida de Quel surgieron otras tres rotondas para regular los grandes atascos que se formaban desde los polígonos El Raposal y Renocal a las horas de salida del trabajo. La primera incorporó el logo de la Ciudad del Calzado; en el 2008, la Cámara de Comercio e Industria entregó una escultura para dedicar al 'emprendedor' la glorieta que dirige hacia Constitución o hacia Reyes Católicos; mientras que una fuente corona la del centro de salud. La más polémica fue la que se hizo en el cruce de Sevillas, donde la preservación del chalé fue motivo de debate durante años. En verano del 2011 se terminó la rotonda y en septiembre del 2014 se dedicó al antiguo paso del tren por la ciudad con una locomotora de vapor de 4,18 metros de altura y 48 toneladas.

En avenida Deportiva crecieron otras dos rotondas, una frente al IES Virgen de Vico dedicada a la educación en el calzado y otra frente al frontón. La urbanización del SR-2, junto al colegio Sagrado Corazón, requirió otra glorieta. Al igual que el crecimiento del polígono El Campillo. La última se finalizó hace dos meses, en la salida hacia el Alto Cidacos, como un homenaje a la agricultura del valle.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate