La Rioja

El pleno estudiará pasado mañana la disolución de INAR tras quince años de actividad

  • El Ayuntamiento da los últimos pasos para dar por cerrada la empresa

Mientras el Tribunal de Cuentas y el juzgado de instrucción número 3 de Calahorra continúan la investigación sobre las posibles responsabilidades en su gestión anterior, el Ayuntamiento de Arnedo da los últimos pasos para dar por cerrada la empresa municipal Infraestructuras para Arnedo (INAR).

Así, el pleno del Consistorio tomará conocimiento en su sesión ordinaria de este jueves el acuerdo de disolución de la sociedad mercantil de capital íntegramente municipal Infraestructuras para Arnedo, S.A.U., que ha sido adoptado en las últimas fechas por la junta general de accionistas de la entidad. A la par, el pleno adoptará en esta sesión la determinación de la forma de gestión futura del servicio, aunque todo indica que recalará en el área municipal de Urbanismo.

De este modo, concluirá la historia de una sociedad municipal que vivió su fundación hace quince años, el 2 de febrero del 2001. Durante sus primeros años, su función fue la promoción de vivienda protegida y suelo industrial en la ciudad del calzado. Después, con la llegada de la 'crisis del ladrillo', se reinventó como empresa de servicios. Desde este pasado mes de abril, la investigación por las contrataciones de su gestión a la externa Adepri y por una factura han llevado su actualidad al ámbito judicial.

También relacionado con INAR, los regidores tomarán conocimiento del informe del interventor accidental del Ayuntamiento sobre la ejecución de los presupuestos de la empresa municipal, que en este 2016 se habían reducido a la mínima expresión por la ausencia de actividad, y del cumplimiento de la regla de gasto durante el tercer período de este ejercicio.

Entre otros puntos, el pleno estudiar revisar la relación de puestos de trabajo y prorrogar el servicio de ayuda a domicilio.