La Rioja

El futuro se empieza por el tejado

La iglesia de Santa Eulalia corona el casco histórico de la ciudad. Es la más antigua de Arnedo y se remonta al siglo XVI. :: E.P.
La iglesia de Santa Eulalia corona el casco histórico de la ciudad. Es la más antigua de Arnedo y se remonta al siglo XVI. :: E.P.
  • La mejora de la cubierta de la iglesia de Santa Eulalia busca frenar el impacto de la humedad y de la suciedad de animales

Una gran grúa sobrevuela el casco antiguo arnedano. Es la que da servicio a los primeros trabajos para la mejora de la cubierta de la iglesia de Santa Eulalia, la más antigua de la ciudad del calzado.

Los trabajos comenzaron hace tres semanas a cargo de la empresa arnedana José Moreno XXI, que resultó adjudicataria del concurso público convocado por el Ayuntamiento con un precio de obra de 71.753 euros (IVA incluido). «Llevan tres serranas trabajando sobre el templo y el objetivo es que la reforma esté concluida para finales de año», explica el alcalde arnedano, Javier García.

El objetivo de esta mejora es fortalecer las cubiertas de la iglesia, deterioradas por la humedad y la suciedad de los animales que habitaban en ella y que estaban afectando a la estructura del templo.

Los trabajos consisten en levantar y sustituir las tejas, aprovechar el 30% de las de cerámica curva que se considera pueden recuperarse, restituir el entablado de madera estropeado por la humedad y las aves, poner una chapa mini-obra bajo la teja y sustituir el canalón de las cubiertas por chapa galvanizada.

Con este planteamiento, sobre el proyecto de los arnedanos José Moreno y Alfredo Pérez-Aradros, los trabajos han arrancado por la primera parte, la de retirar las tejas y reutilizar el porcentaje de las que puedan volver a aprovecharse. Ello, tras adentrarse en el fortalecimiento de la cubierta de madera. «Reutilizándolas buscamos restar impacto visual en el resultado final de la obra», apunta García.

Levantada sobre un templo anterior, la iglesia de Santa Eulalia se remonta al siglo XVI y es de estilo gótico-renacentista con elementos barrocos. En estos trabajos interviene el Gobierno regional con una aportación de 39.345,53 euros mediante la ley de ermitas. Así, se suman a esta inversión el Ayuntamiento y las parroquias arnedanas para completar el resto de la financiación necesaria para la mejora.