La Rioja

El alcalde de Arnedo reclama que se priorice el desdoblamiento de la N-232

García apuesta por priorizar el desdoblamiento de la N-232 entre Arrúbal y Calahorra. :: j. r.
García apuesta por priorizar el desdoblamiento de la N-232 entre Arrúbal y Calahorra. :: j. r.
  • García recupera la reivindicación para convertir en bidireccional la salida 14 de la AP-68 a la altura de Lodosa

Una vez que el Gobierno de España ha quedado finalmente constituido esta semana, el alcalde de Arnedo, Javier García, quiso ayer acercar el debate sobre las infraestructuras a la ciudad del calzado, en concreto en materia de tráfico. Y en este punto, señala que el desdoblamiento de la carretera nacional N-232, como eje vertebrador de La Rioja y con una media de más de 14.000 vehículos al día, debe convertirse en una «prioridad» para el Ministerio de Fomento.

En este sentido, el primer edil arnedano alude a que el Plan Estatal de Infraestructuras del 2005 contemplaba la propuesta del desdoblamiento como imprescindible para vertebrar la región y equiparar a todos los riojanos en materia de comunicaciones. «Pero sigue parado en el tramo que nos afecta en La Rioja Baja», lamenta señalando que en el tramo navarro esta vía se ha convertido en la autovía A-68 y que el tramo aragonés de Figueruelas-Mallén ya cuenta con el estudio informativo en fase de redacción de proyectos constructivos.

En su análisis de la autopista AP-68, García señala que, en su estado actual, no vertebra la región. Por ello, y acudiendo a una vieja reivindicación desde la ciudad del calzado, en especial de los socialistas, Javier García sigue solicitando «la necesaria conversión a bidireccional de la salida 14 de Lodosa». Así, se suma a la defensa de la liberación de la AP-68 en el tramo riojano, su primera apuesta es por el desdoblamiento de la N-232 en su tramo Arrúbal-Calahorra como «imprescindible» para el valle del Cidacos.

«Mejoraría nuestras comunicaciones y, sobre todo, minimizaría la inseguridad y los accidentes de tráfico», valora recordando que la Dirección General de Tráfico incorporó el pasado año el intervalo entre El Villar de Arnedo y Ausejo como un punto negro. Como conclusión, García señala que el Gobierno de España encontrará en el acuerdo al Ayuntamiento de Arnedo y a los parlamentarios socialistas.