La Rioja

Arnedo se plantea gravar a los bancos con pisos desocupados

  • El pleno debate esta tardenoche las tasas, impuestos y precios públicos para el 2017, con novedades en el agua, albergue y vehículos

El Ayuntamiento de Arnedo comienza a planear el año 2017. En el camino para elaborar su Presupuesto municipal, primero tiene que calcular sus ingresos. La Corporación se reúne en pleno extraordinario esta tardenoche, desde las 20.30 horas, para aprobar las diversas modificaciones en las ordenanzas fiscales.

En principio, el preacuerdo entre PSOE, en el Gobierno, e Izquierda Unida garantiza que las modificaciones planteadas por el grupo ejecutivo en varios impuestos, tasas y precios públicos salgan adelante.

La principal novedad radica en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Mientras congela el coeficiente de aplicación en el 0,64, el grupo de Gobierno plantea un recargo del 50% a los inmuebles de uso residencial propiedad de una entidad bancaria que estén desocupados. «Buscamos que o alquilen o vendan a precios asequibles», explicó ayer el alcalde, Javier García, junto a la concejala de Hacienda, Sandra Rodríguez.

También en relación con el IBI, el grupo de Gobierno dibuja bonificaciones del 20% para familias en las que las personas empadronadas en una vivienda en propiedad estén desocupadas o en situación de desempleo y cobren prestaciones inferiores al salario mínimo interprofesional y para viviendas con sistemas de aprovechamiento de energía solar que representen al menos un 50% de su suministro. Tanto con la medida de gravar a los bancos como con las diversas modificaciones, el grupo de Gobierno busca implantar una política de progresividad fiscal con la que «favorecer a los más necesitados», según García.

Congelado también el impuesto de vehículos, mejora del 50% al 60% la bonificación a eléctricos e híbridos. La que sí aumenta es la tasa de agua en el 1% para cubrir los costes de la estación de tratamiento. Sin modificar desde el año 2013, la tasa pasa de 0,63 a 0,64 euros el metro cúbico.

Otras novedades son la incorporación de una tasa de 15 euros por la tenencia de perros potencialmente peligrosos y un precio público por el uso del albergue junto al Arnedo Arena. Ante la falta de empresa para gestionarlo, el Ayuntamiento busca darle uso para evitar su deterioro. A la hora de definir la propuesta para el 2017, García subrayó que mantienen la «política fiscal de contención sin que suponga la merma en la calidad de los servicios públicos».