La Rioja

Las piscinas municipales aumentaron la venta de abonos y entradas el pasado verano

Imagen de las piscinas municipales durante este verano. :: E.P.
Imagen de las piscinas municipales durante este verano. :: E.P.
  • El alcalde arnedano subraya que la rebaja del 20% en el precio del servicio ha repercutido en beneficio económico y también social

El verano 2016 ha sido bueno en las piscinas municipales arnedanas. Y no sólo en lo climatológico, con un sol reinando ante la ausencia de lluvias. También ha sido positivo en los números, en el balance económico de la temporada: ha contado con más entradas y abonos vendidos que en el verano del 2015.

En total, la instalación municipal ha emitido 9.597 entradas, frente a las 7.195 contadas en el mismo período del 2015, lo que ha supuesto un aumento en los ingresos de 3.185,94 euros. Respecto a los abonos, han sido 890 los vecinos asociados a la temporada de verano, frente a los 675 del año anterior, con un aumento de ingresos por este concepto de 1.523,03.

En el balance, el alcalde Javier García subrayó ayer el aumento en los ingresos a pesar de la rebaja del 20% en estos precios, por la que apostó su grupo de Gobierno como una de las primeras medidas de su mandato. «La rebaja ha sido acertada pues hemos conseguido el objetivo de que más ciudadanos tengan acceso a las instalaciones gracias a precios populares, sin que eso suponga aumentar el déficit de la instalación», valoró.

La medida de reducir el coste de las entradas y abonos para la temporada de verano en la instalación, recordemos que gestionada por el centro deportivo Fuentelavero, fue cuestionada por la oposición al considerar que conllevaría un aumento del servicio en los costes para el Ayuntamiento.

Finalmente, la temporada de verano ha finalizado con unos ingresos totales de 89.712,05 euros después de contar los diversos tipos de abono que rigen su funcionamiento. En el verano del 2015, los ingresos fueron prácticamente similares, por 89.087,82.

15.000 euros de déficit

Respecto a las cuentas totales, el primer edil apuntó ayer que el déficit de este año de las piscinas municipales será de unos 15.000 euros, suponiendo un recorte del 40% de ejercicios anteriores, en los que llegó a acumular 35.000 euros. «Es un servicio que es muy complicado que sea rentable, más en este año en el que se han elevados los gastos por consumibles», explicó García.