La Rioja

El secretario advirtió de un «enriquecimiento injusto»

La investigación sobre la gestión de la empresa municipal, que del 2000 al 2015 impulsó promociones de vivienda y suelo industrial junto a otros servicios para el Ayuntamiento, tiene dos frentes.

Por un lado, tras la denuncia a finales de julio del fiscal jefe superior de La Rioja, el juzgado de instrucción número 3 de Calahorra investiga la posible malversación de fondos públicos en las contrataciones de su gestión con Adepri. Por otro, el Tribunal de Cuentas dirime la posible responsabilidad contable.

La factura señalada como indebida tiene que ver con la urbanización El Sol, la promoción de 154 viviendas unifamiliares en el sector residencial 1, frente al convento de las Clarisas. El contrato de esta promoción, vigente entre el 2006 y octubre del 2011, señaló un 2% de retribución a favor de Adepri sobre el valor de venta de viviendas, garajes y locales en promociones de hasta 75 viviendas y de un 1% si superaban esas 75. Pero la promoción no se desarrolló y no hubo ventas. Y las condiciones variaron a la vez que entraba la empresa Zancisquerra en el desarrollo del sector e INAR pasaba a promover 3 de los once bloques.

En su informe, el secretario del Ayuntamiento señala que la cuantía de la factura «nada tiene que ver con el contrato entre INAR y Adepri», que Adepri percibió «retribución equivalente a aplicar un 2% a una promoción superior a 75 viviendas, lo cual contraviene el contrato, que establecía un 1% para este supuesto». Así, fija que la liquidación del contrato con Adepri en el SR-1 es de 57.495,51 euros, la que ya aprobó el consejo de administración de INAR. Por ello, señala que en el pago de esa factura hubo «enriquecimiento injusto» para Adepri.