La Rioja

El mexicano Leo Valádez logra el Zapato de Oro de Arnedo

El hidrocálido Leo Valádez fue el máximo triunfador de la novillada de ayer y del Zapato de Oro de Arnedo. ::
El hidrocálido Leo Valádez fue el máximo triunfador de la novillada de ayer y del Zapato de Oro de Arnedo. :: / Miguel Herreros
  • La ganadería escurialense de Baltasar Ibán vuelve a hacer historia en Arnedo con el premio a la mejor novillada y al mejor ejemplar del ciclo

El novillero mexicano de Aguascalientes, Leo Valádez, se llevó ayer casi por unanimidad de los miembros del jurado el trofeo 'Zapato de Oro' por la faena que realizó al cuarto novillo de la tarde en la última de las corridas de la feria de Arnedo. De hecho en este último festejo han surgido la mayor parte de los galardones de esta 43 edición del ciclo de novilladas más importante de cuantos se celebran en España.

El diestro mexicano logró la única faena de dos orejas de un abono en el que tan sólo se había cortado otro trofeo más, el obtenido por Alejandro Gardel en la novillada de Fuente Ymbro.

El otro gran nombre triunfador del abono arnedano ha sido la ganadería escurialense de Baltasar Ibán, que se ha anotado dos premios más: el del toro más bravo y el que distingue al mejor conjunto ganadero, trofeo que se apunta por sexta vez, un verdadero hito histórico en Arnedo.

No hay duda de que el novillo 'Bastonito' ha sido el más completo de cuantos se han lidiado en el 'Arnedo Arena', tanto es así, que además del premio a su bravura, posibilitó el gran triunfo del diestro hidrocálido y dos premios más, el de los mejores naturales, que también fue a parar a Leo Valádez y el mejor puyazo, que recayó en el picador salmantino Óscar Bernal, que realizó maravillosamente la suerte de baras. El mejor par de banderillas fue para el banderillero navarro de la cuadrilla de Salenc, afincado en Calahorra, Manolo de los Reyes, en el mejor estilo de los banderilleros valencianos caminó dejándose ver hacia el morlaco y le sopló un excelente par, pinturero y de máximo riesgo.

El premio a la estocada fue a parar al novillero colombiano Juan de Castilla, que disputó el premio hasta el último momento con el venezolano Manolo Vanegas. Juan de Castilla actuó en la novillada de Guadalmena, celebrada el 30 de septiembre. Daniel García, que también actuó en la novillada de Baltasar Ibán, logró el trofeo a la mejor faena de capote de la feria.

La última novillada del gris abono de este año tuvo un efecto terapeútico y la calidad y casta del astado 'Bastonito' propició que las votaciones del jurado tuvieran un claro ganador desde casi antes de emitir los votos.