La Rioja

Dulce sol otoñal para vivir la alegría

fotogalería

La peña Lubumbas ofreció una degustación de queso fresco en la Puerta Munillo, eje sobre el que gira el ambiente y los actos durante las fiestas arnedanas. :: e.p.

  • La climatología veraniega es la nota más positiva del desarrollo de las fiestas patronales arnedanas

  • La jornada de ayer ya comenzó a sentir el regreso de muchos vecinos de vacaciones o que viven lejos

Quinto día de fiestas y los arnedanos en manga corta. Última fecha de septiembre y las coloridas chaquetas de lana de las peñas en los armarios o, como mucho, para calentar ligeramente las horas de madrugada. Quizá por el veranillo de San Miguel o quizá porque le apetece disfrutar del ambiente de la ciudad del calzado, el cálido sol está brindando un escenario magnífico para el feliz desarrollo de las fiestas patronales arnedanas por San Cosme y San Damián.

Extraño para todos, ayer se cumplieron cinco días del sol arropando y avivando cada acto de estas fiestas. Agradecidos, los arnedanos se echaron de nuevo a la calle a disfrutar de estos días únicos de convivencia. Y ayer comenzó a sentirse que muchos vecinos están de regreso, bien de las vacaciones, bien de la universidad, bien de trabajos en otros lugares. El aumento de vecinos y visitantes se ratificará hoy.

La afluencia se notó desde la suelta de reses bravas. El tamaño de los capones de la ganadería Bretos Fernández, de Villafranca, impresionaba, pero luego no dieron juego. Menos gente subió al Arnedo Arena, por eso de que queda lejos, a la segunda suelta del día, que disfrutaron especialmente los más jóvenes.

Ya en el mediodía, la oferta era variada: degustación de queso fresco en Puerta Munillo con la Lubumbas para iniciar el vermú en cuadrilla; hinchables para los pequeños en la Tao; Gorgorito protegiendo a los tres cerditos en la plaza de Vico; zurracapote en la sede de Amigos de Arnedo; el segundo reto con la cucaña del concurso del mayo... Y preparar la comida entre amigos.

Con la tarde, las fiestas se adentraban en el fin de semana y se notó en la afluencia. Jotas en la Puerta Munillo con la Lubumbas, carreras de sacos en la sede de la Tao, degustaciones... El ambiente festivo se adentraba en una de las primeras noches multitudinarias, a la espera de la de hoy. Tras el concierto de La Fuga el jueves, el grupo Titanic regresaba la verbena a la carpa. Y las peñas abrían para una larga noche.