La Rioja

Revuelo con los ganaderos al finalizar el festejo

Al finalizar la novillada se levantó un pequeño revuelo en el callejón del Arnedo Arena. Los propietarios de la divisa salmantina del Hoyo de la Gitana, los hermanos, Ignacio, Joaquín y Fernando Pérez-Tabernero, amenazaron con poner una denuncia en el cuartelillo de la Guardia Civil por detectar que alguien había drogado sus novillos. Diario LA RIOJA trató infructuosamente de ponerse en contacto con los ganaderos, pero varios representantes de la Comnisión Taurina del Zapato de Oro confirmaron la intención esgrimida por los criadores salmantinos. De hecho, los toros fueron acompañados por el mayoral y una segunda persona de origen argentino, que permanecieron en los corrales desde que fueron desembarcados en el coso riojano. Al finalizar la corrida se tomaron muestras de los animales por parte de la Comisión Arnedana.