La alubia de Anguiano, un tesoro

El personal dio cuenta de las raciones de alubias con todos sus sacramentos con rapidez, antes de que se pudieran quedar frías. :: /Félix Domínguez
El personal dio cuenta de las raciones de alubias con todos sus sacramentos con rapidez, antes de que se pudieran quedar frías. :: / Félix Domínguez

Una hora antes del reparto de raciones, ya se habían agotado los 1.300 vales, en un festival que resultó todo un éxito

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZAnguiano

No cabe ninguna duda, a tenor de lo visto y vivido ayer en Anguiano, de que la alubia de la localidad sigue en auge. Con una mañana en la que la meteorología ayudó lo suyo, la localidad que sirve de puerta simbólica a la comarca del Alto Najerilla se vio invadida de gentes deseosas de hacerse con su porción de alubia de Anguiano para ir consumiéndola a lo largo del invierno. Y, si terciaba, acabar la mañana dando cuenta de una generosa ración de la misma legumbre en perfecto punto de cocción y acompañada de todos sus sacramentos (chorizo, tocino y costilla), además de la guindilla, el pan, el vino y, de postre, la pera de Rincón de Soto.

La mañana había comenzado bien temprano para los deseosos de hacer ejercicio para abrir el apetito para el cocido, con un paseo de dificultad media baja por los montes que circundan la localidad: sin duda un aperitivo muy saludable para el cuerpo y los sentidos.

Mientras acababan su andadura los valientes, el personal iba tomando las calles de la villa para recorrer los numerosos puestos del mercado artesano en el que, como no podía ser de otra forma, las alubias de Anguiano, rojas y blancas, los garbanzos de la localidad, en otro tiempo la principal legumbre anguianeja, y un sinfín de productos más se ofrecían para ser consumidos en el momento o llevárselos a casa.

Una hora antes de comenzar el reparto de raciones de cocido, y cuando ya se habían vendido los 1.300 vales equivalentes a otras tantas cazuelitas de barro con el condumio, la Asociación de Cultivadores de la Alubia de Anguiano, junto a la alcaldesa de la localidad, Genma López, hizo entrega a la Asociación Cultural Aidillo del premio al apoyo y promoción de la alubia por su colaboración fundamental a lo largo de las 21 ediciones.

Para poner el punto final, se procedió al reparto y el personal se distribuyó por las mesas para dar cuenta de las raciones. Un nuevo éxito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos