Tres charangas abrieron los ritmos musicales en un arranque que finalizó con Burning

La pregonera Sonia Peña, junto al edil de Festejos, José Luis Segura, y a la alcaldesa Yolanda Preciado. :: s.t.
La pregonera Sonia Peña, junto al edil de Festejos, José Luis Segura, y a la alcaldesa Yolanda Preciado. :: s.t.

E. P. ALFARO.

Explotó el chupinazo que anunció a toda la ribera que las fiestas de Alfaro han comenzado y con él estallaron los sonidos de las fiestas, encarnados en las charangas. «¿Van tres charangas en el pasacalles?», era la pregunta que muchos alfareños se hacían. Sí, por cosas de los trámites administrativos, por una de las mejoras que había introducido la empresa que resultó adjudicataria, tres charangas animaron ayer el pasacalles que extendió el ambiente y los ritmos festivos por el centro de la ciudad: La Muralla, la de Makoki y su Grupo Vela y la novedad de la Riau Riau.

Con las tres formando una riada humana con espíritu únicamente festivo, el pasacalles cobró un ambiente especial, pidiendo agua en todos los balcones bajo los que pasaban. Pocos se salvaron del remojón.

Era la primera música que sonaba en las fiestas alfareñas, la más tradicional. Después, los bares sumergieron a todos en una jornada de ambiente veraniego bien en los éxitos de radiofórmula, bien en el pop de moda, o bien en el techno bailable. Y también hubo reductos para el buen rock.

Y de eso se trató al noche. Al cierre de esta edición se preparaban para saltar al monumental escenario de la Lonja de San Miguel dos nombres míticos del rock en castellano, La Frontera y Burning.

Fotos

Vídeos