PSOE e IU acusan a la alcaldesa de intentar censurar una fiesta del orgullo gay

Imagen de la fiesta del viernes en la plaza San Francisco. :: C. Juventud/
Imagen de la fiesta del viernes en la plaza San Francisco. :: C. Juventud

Yolanda Preciado niega la versión de la oposición y señala que exhibir la bandera arco iris «podría ser contraproducente en una fiesta inclusiva»

E. PASCUAL

Después del chupinazo, la charanga. Y la siguiente cita en la noche del viernes en el inicio de las fiestas de Primavera de Alfaro era la de pinchadiscos organizada por el Consejo de la Juventud en la placeta San Francisco con el lema en sus carteles 'Más orgullosos que nunca' para reivindicar el respeto y visibilidad de los colectivos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGTBI).

La fiesta transcurrió con la normalidad que la leve lluvia y el fresco permitieron. Los cientos de asistentes recibieron pulseras, banderas, folletos y pegatinas con los símbolos e información del orgullo gay. Pero la polémica llegó pasadas las fiestas.

A través de una nota, PSOE e IU reprocharon ayer «el intento de coacción ejercido por la alcaldesa, Yolanda Preciado, y el concejal de Festejos, José Luis Segura, sobre el Consejo de la Juventud» en una reunión celebrada el jueves en la que «instaron a sus miembros a no exhibir simbología LGTBI en la fiesta».

Tal y como describió el Consejo en un comunicado en sus redes sociales, Preciado les convocó a las 14.38 del jueves a una reunión a las 20 horas en la que «se nos prohibió explícitamente mostrar cualquier bandera, pegatina o pulsera que portase los colores del orgullo gay puesto que consideraban que no era inclusiva y se realizaba una discriminación positiva hacia el colectivo, la cual consideraban perjudicial y no necesaria al alegar que no se dan casos de homofobia en Alfaro». «En caso de mostrarlos nos dejaron muy claro que la fiesta sería suspendida», se dice.

«Preciado amenazó con no permitirles celebrar la fiesta -que llevaba semanas preparada y autorizada- con argumentos tan triviales como que una fiesta de ese tipo no es inclusiva porque discrimina a quien no forma parte del colectivo LGTBI», que «ese tipo de cosas ya no necesitan reivindicarse porque están dentro de la normalidad» o que «en Alfaro no se producen agresiones por motivo de orientación sexual», afirman en la nota los dos partidos de la oposición.

El relato de Preciado es distinto y lamenta que quieren tergiversar su opinión. «Partiendo de nuestro total y absoluto respeto y cariño hacia personas que tienen otra tendencia sexual, convoqué al Consejo porque veía que no era necesario poner la bandera LGTBI y podía ser contraproducente para el propio Consejo, que representa a toda la juventud, marcar diferencias en una fiesta inclusiva y organizada extraordinariamente hacia toda la juventud», explicó. Así, y aunque describe la reunión como muy cordial, la alcaldesa señala que se sienten «totalmente engañados» pues «solicitaron a Festejos una fiesta de dj y la víspera anunciaron una fiesta del orgullo».

El Consejo, «desamparado»

Con el tema ayer en medios de comunicación y redes sociales, el Consejo afirmó sentirse «desamparado» por parte del Gobierno de La Rioja -del que percibe la subvención- y del Ayuntamiento y subrayó que «no vamos a permitir que se nos trate de mentirosos ante la opinión pública» y tomarán medidas ante «amenazas».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos