Las obras empiezan por el tejado

Operarios trabajan revocando las tejas y garantizando su estabilidad en el palacio de los Orovio. :: /Ernesto Pascual
Operarios trabajan revocando las tejas y garantizando su estabilidad en el palacio de los Orovio. :: / Ernesto Pascual

La caída de cascotes y tejas obliga a actuar en el palacio del marqués de Orovio de Alfaro

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Las últimas lluvias y nieves han afectado a la techumbre de una de las últimas casonas ilustres de Alfaro, el palacio del marqués de Orovio, ubicada en el entronque entre la calle del Burgo y Tudela. Como consecuencia de los deslizamientos por las aguas y el peso acumulado, algunas pequeñas partes del tejado y de la cornisa de este edificio de propiedad privada se desprendieron a la vía pública.

De inmediato, la Policía Local valló el perímetro junto a la casa, cuidando de la seguridad de los viandantes de esta concurrida zona del casco antiguo alfareño.

Dado lo histórico del edificio, que está catalogado y protegido como grado dos dentro del Plan General municipal -al igual que, por ejemplo, el Palacio Abacial, sede actual del Ayuntamiento-, el Consistorio requirió a principios de semana a la propiedad que actuara para evitar más desprendimientos y, como consecuencia, peligros para los peatones.

Así, durante estos días, la propiedad ha encargado a una empresa constructora de la localidad las labores de mantenimiento oportunas para consolidar las tejas de su cubierta y los entornos de las ventanas. A la par, como explica el concejal de Cultura y Turismo, el Ayuntamiento ha solicitado a la propiedad de esta casona que esté atenta para velar por la seguridad.

Edificio del siglo XVII, es conocido en la ciudad como el palacio de los Orovio porque fue propiedad de esta influyente familia durante el siglo XIX, en especial bajo el reinado de Isabel II. Precisamente en el 2017 conmemoró la ciudad el 200 aniversario del nacimiento de Manuel de Orovio, que fue alcalde de Alfaro, diputado, senador y siete veces ministro del Gobierno de España, entre otros cargos, además de mano derecha de la reina Isabel II durante la agitada segunda parte del siglo XIX.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos