El Ministerio inicia las obras para reparar los daños de las crecidas del Ebro

La crecida mordió de forma severa el mazón del Estajao. / E.P.
La crecida mordió de forma severa el mazón del Estajao. / E.P.

La Rioja recibirá 615.000 euros en una primera fase para restituir las motas dañadas en la crecida del río del pasado 13 de abril

E. PASCUAL

Tras la petición de la declaración de emergencia de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente tiene previsto comenzar este martes los trabajos para reparar las defensas que quedaron dañadas por la última crecida del río en las comunidades de La Rioja y Navarra, una avenida extraordinaria que impactó en Alfaro en la noche y la jornada del 13 de abril.

Según informa el Ministerio, La Rioja recibirá 615.000 euros de los 6,5 millones que destina en esta primera fase a la reparación inmediata y provisional de los daños de las inundaciones en el dominio público hidráulico. A Navarra llegan 2,3 millones y 3,5 millones a Aragón.

En previsión de evitar nuevos daños si se produjera un nuevo aumento del caudal, la primera fase de los trabajos restituirán las motas dañadas. «Desde el Ayuntamiento de Alfaro enviamos un informe tras el trabajo de campo realizado por el perito -explica la alcaldesa, Yolanda Preciado-. Se van a restituir todas las motas tanto de la margen derecha como izquierda del río Ebro a su paso por Alfaro». Como ya previno con el refuerzo del mazón desde antes de la crecida, la mirada alfareña está fija en los mazones del Estajao, que protegen los pozos de captación.

Eso sí, el Ministerio ya indica que esta primera fase se completará con una segunda, cuando se reduzcan los caudales y que tendrá el objetivo de restablecer a su estado original las infraestructuras dañadas y a mejorar la seguridad de los núcleos afectados, dedicando a ello más de 23 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos