La mejora de la plaza de toros, a falta de la reforma de los corrales

Imagen renovada del edificio taurino construido en 1932. :: /Ernesto Pascual
Imagen renovada del edificio taurino construido en 1932. :: / Ernesto Pascual

El pintado del edificio alfareño de 1932 finalizará en los próximos días con un estilo cercano al de la Maestranza sevillana

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUALAlfaro

El lavado de cara y de cuerpo que está experimentando la plaza de toros de Alfaro desde hace unos años la ha vestido con una imagen totalmente renovada. Y muy taurina. A falta de unos detalles para concluir, en relación a la rotulación de su nombre en la puerta grande, su pintado presenta una plaza de toros rejuvenecida y con similitudes en los colores a la Maestranza sevillana.

«El estilo del pintado que le hemos aplicado ha surgido del consenso al hablar con los aficionados taurinos», explica el concejal de Festejos, Juventud, Deportes y Participación Ciudadana, José Luis Segura.

Operarios de la brigada municipal de obras y servicios han acometido el pintado de la fachada de este edificio de 1932 durante las últimas semanas, labores para las que han contado también con apoyo de personas contratadas dentro del grupo en de promoción del empleo para mayores y menores de 30 años subvencionados por el Gobierno de La Rioja. Y, antes, se encargaron de tapar y sellar las grietas existentes en distintas zonas, de cara a consolidar la pintura (en anteriores ocasiones había sido cubierta con cal).

Con la mejora de su imagen exterior, la reforma integral de la plaza de toros alfareña iniciada por el Ayuntamiento en el 2014 queda únicamente a falta de acometer la fase de los corrales, tal y como señala Segura. Repartida en varios años, dedicando una partida entre las inversiones de cada Presupuesto, estos trabajos han ido abordando el refuerzo de los graderíos y estructuras y de su cubierta para frenar las filtraciones de agua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos