Finaliza la obra de mejora integral en el pavimento y redes de las calles Ribote y Bretón

Nuevo aspecto de Ribote. :: ep/
Nuevo aspecto de Ribote. :: ep

E. PASCUAL

La calle Ribote y su vecina Bretón han vuelto a abrir al tráfico y a los peatones con total normalidad después de su reforma integral, que ha mejorado sus redes de abastecimiento y suministro y su pavimento.

Con un precio de adjudicación de 59.800 euros (más 12.558 correspondientes al IVA), la empresa alfareña Construcciones Alberto Varea ha finalizado las obras. Se han renovado los pavimentos y redes de estas vías que sirven de conexión entre el centro urbano a través de la plaza Esperanza y el carretil del Piteo, convertido en ronda de la ciudad de las cigüeñas. Además, y más tras su ampliación por el derribo de un viejo inmueble en la calle Bretón, este punto es muy frecuentado por los padres, alumnos y profesores del colegio La Salle-El Pilar.

Obras en el subsuelo

«La obra ha sido recibida a principios de este mes -explica la alcaldesa alfareña, Yolanda Preciado-. Ha quedado muy bien y, sobre todo, hemos mejorado la seguridad vial en ese paso».

Manteniendo la estructura de la calle, rasante en calzada y aceras, la actuación ha dotado a la urbanización de red de aguas pluviales, ha soterrado la red de alumbrado y ejecutado las infraestructuras subterráneas para el futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos