Unas fiestas cortas, intensas y vividas

La exhibición del grupo Recortadores Veteranos recaudó fondos a favor de la AECC. :: E.P./
La exhibición del grupo Recortadores Veteranos recaudó fondos a favor de la AECC. :: E.P.

Los encierros de toros, la exhibición de recortadores contrael cáncer y el mercado barroco cierran las celebraciones

E. PASCUAL

Con la sensación de haber sido un parpadeo que se escapa de las manos, los alfareños despiertan hoy a lunes. Despiertan después de tener que despedirse en la tarde noche de ayer de sus fiestas de Primavera, de ese paréntesis que les regala 48 horas de alegría en las calles. Y despiertan con la vista adelantando las hojas del calendario y encontrando el martes 14 de agosto como próximo feliz destino.

La tercera jornada de las fiestas de Primavera despertaba ayer con el sol abriéndose paso entre las nubes que enfriaron la jornada del sábado. La temperatura subió ligeramente, pero obligó a salir con chaqueta al primer encierro de toros, el matutino de las 9 de la mañana. Las carreras reunieron de nuevo a cientos de corredores en los diversos tramos del encierro, y transcurrió sin sobresaltos.

La siguiente cita era tradicional, la prueba en la plaza de toros. Y novedosa, porque reunió a un nutrido grupo de recortadores veteranos que compartieron con el público una exhibición para recaudar fondos a favor de la Asociación Española Contra el Cáncer.

En manga corta al sol, en chaqueta a la sombra, el mercado barroco fue el punto de encuentro para muchos que quisieron conocer oficios artesanos antiguos. Y también un grupo de coches clásicos que se acercó a la ciudad.

El ánimo siguió en la calle con el vermú para llegar a la tarde con otro multitudinario encierro de toros. La música en distintos locales y el mercado de artesanía alimentaron las últimas horas antes del cierre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos