Calor, luz y encuentros

Solidaria. Cientos de vecinos saborearon la degustación municipal ofrecida por Adema a beneficio de Cáritas./Ernesto Pascual
Solidaria. Cientos de vecinos saborearon la degustación municipal ofrecida por Adema a beneficio de Cáritas. / Ernesto Pascual

Los alfareños disfrutaron anoche de las hogueras de San Antón, con casi un centenar por toda la ciudad

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUALAlfaro

Calor. Luz. Encuentros... Tradición. Los elementos que encienden y avivan las hogueras de San Antón, más allá del fuego y la leña, volvieron a reunir en la tarde y noche de ayer a cientos de alfareños, cumpliendo una de las citas más señaladas de su calendario festivo y heredada con entusiasmo y apetito de generación en generación.

Trasladada hace años al viernes más próximo a la festividad del patrón, por aquello de que hoy no sea día de escuela -aunque muchos tendrán sus obligaciones- y pudiera disfrutarse hasta bien avanzada la noche, los alfareños las disfrutaron como han aprendido: encendiendo alrededor de un centenar de hogueras a lo largo de todo el casco urbano y en los descampados próximos -hasta 88 se inscribieron en el Ayuntamiento para que su brigada municipal les dotara de arena y que su intensidad no dañara el pavimento-.

La primera en prenderse, a media tarde y con el anochecer ya ganando terreno, fue la hoguera municipal, en la plaza Sáenz de Tejada. Con un gran perímetro, muchos se acercaron a comenzar la celebración calentándose del frío atardecer con el fuego y el estómago con la degustación solidaria preparada en sus brasas. Las voluntarias de la Asociación de Mujeres de Alfaro (Adema) ofrecieron bocadillos de chistorra y panceta y patatas asadas a quien desfiló ante su mesa. Lo recaudado por el donativo, como es habitual, se destinará a Cáritas Parroquial para ayudar a financiar sus actividades y asistencias.

Caída la noche, finalizada la jornada escolar o laboral, las familias, vecinos y cuadrillas se reunieron ante el fuego. Como novedad, la charanga La Veleta recorrió las hogueras más céntricas para multiplicar el ambiente festivo. Los asados como cena le dieron fuerza y la música y las conversaciones lo abrigaron hasta altas horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos