Los bomberos dejan el almacén de frutas

Los bomberos dieron ayer por finalizados los últimos focos del incendio tras cinco días de trabajo. :: E.P./
Los bomberos dieron ayer por finalizados los últimos focos del incendio tras cinco días de trabajo. :: E.P.

Tras cinco días de trabajo contra el fuego, también ha quedado abierta la carretera de Corella

E. PASCUAL

Después de cinco jornadas de incansable labor tanto para la extinción como su vigilancia, los bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Socorro (CEIS Rioja) se retiraron ayer de las instalaciones de Frutas Micersa, una de cuyas naves dedicadas al almacenaje de fruta quedó calcinada tras un incendio que se inició en la medianoche del domingo al lunes pasado.

Aunque el incendio quedó controlado en la tarde del lunes, las dotaciones de bomberos del CEIS-Rioja se han relevado día y noche para apagar los focos vivos que quedaban en el interior de los escombros y estructuras derretidos por el fuego. Los bomberos enfriaron el entorno y evitaron que las llamas llegaran a otra nave o a la vecina subestación eléctrica.

Con el perímetro de la nave calcinada sellado por un cordón de la Guardia Civil de cara a la inmediata investigación, también ayer, con el cese del humo, volvió a quedar abierta al tráfico la carretera LR-287 entre Alfaro y Corella. Ante la densa capa de humo que la cruzaba por el incendio, esta vía ha permanecido cortada al tráfico durante cinco jornadas.

Según informó el SOS Rioja, que agradeció su «buen trabajo» y el de los miembros de la Agrupación Municipal de Voluntarios de Protección Civil de Alfaro, los bomberos del CEIS Rioja realizarán visitas a las instalaciones de Micersa durante los próximos días para hacer control de los restos del incendio que devoró la nave de unos 3.000 m2.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos