Los bares alimentan la jornada con un surtido de pinchos

Edición tras edición, el Bodegas en la Calle ha ido creciendo en participación y la organización ha respondido conforme a las necesidades. Ante la estimación de la presencia de unas 2.000 personas, el Ayuntamiento montó unas lonas para cubrir parte de la plaza de España del sol, ofreciendo un espacio para el encuentro y la cata a los asistentes. Del mismo modo, y respondiendo al imán turístico que supone la gastronomía, cuatro bares ofrecieron una elaborada oferta de pinchos que invitaron a maridar con los vinos de la cata.

Fotos

Vídeos