Alfaro pide a los vecinos colaboración para impulsar un museo etnográfico

El Ayuntamiento y el Equipo Graccurris piden a los alfareños que donen cualquier material que alimente sus fondos

E. PASCUAL

La apertura en marzo del 2014 de la sala museística Graccurris fue un feliz logro para los apasionados por la historia de Alfaro. Con ella, en los sótanos del Palacio Abacial, la localidad pasaba a tener una tercera sala de exposiciones, que se sumaba a la programación habitual del centro cultural Caja Rioja-Bankia y a los contenidos del centro cultural turístico y medioambiental de los Sotos del Ebro. Ahora, y con la colaboración del Equipo Graccurris, el Ayuntamiento alfareño quiere dar un paso más y acondicionar un museo etnográfico que recorra los usos y costumbres de sus vecinos a lo largo de los siglos.

«Nuestro objetivo es conservar el patrimonio que los alfareños tenemos en casa», explica el concejal de Cultura y Turismo, Jesús Pérez Ligero. Para ello, el Ayuntamiento y el Equipo Graccurris llaman a los vecinos a donar elementos que puedan alimentar los fondos de ese museo etnográfico: materiales, objetos, artículos, herramientas, trajes, piezas del día a día, etc.

Después de que hace unas semanas los Encuentros con la Historia vivieran llenos en cada una de las tres conferencias, el Ayuntamiento busca aprovechar esa respuesta para lanzar este proyecto que enriquezca a la localidad.

Concurso desierto

En contraste con este interés, el concurso de investigación sobre temas alfareños de este 2017 ha quedado desierto, situación que se da por primera vez en muchos años. Convocado por el Ayuntamiento alfareño en colaboración con el Instituto Riojano de la Juventud, el concurso guardaba premios de 1.500 y 600 euros a estudios e investigaciones en los campos histórico, artístico, cultural y de humanidades.

Tanto el concejal de Cultura como el director del Equipo Graccurris, Toño Aguirre, llaman a los alfareños a involucrarse y participar en la investigación y conocimiento de su historia, posean estudios superiores o sean aficionados. «En el equipo participan varios vecinos aficionados, porque de todos depende seguir conocimiento nuestra historia y cultura», invita Aguirre. «Y aquel que se sume a colaborar permitirá abrir nuevos temas de colaboración», añade el edil.

Fotos

Vídeos