Alfaro destina 300.000 euros para pagar el refuerzo del mazón del Estajao

El refuerzo del mazón ha prolongado la defensa en los pozos en más de 20 metros de ancho. :: E.P./
El refuerzo del mazón ha prolongado la defensa en los pozos en más de 20 metros de ancho. :: E.P.

El pleno del Consistorio respaldó anoche una modificación de créditos para abonar las facturas de los trabajos

E. PASCUAL

Después de ejecutar los trabajos, después de que hayan servido para amortiguar el impacto de una crecida histórica, toca pagarlos. Tras acometer las obras por la vía de urgencia, en previsión de las crecidas que se presentían y llegaron, el Ayuntamiento de Alfaro aprobó ayer en pleno municipal contar con 300.000 euros para el pago de las facturas por el refuerzo del mazón del Estajao, un refuerzo que protege los pozos de captación de agua del municipio.

Para ello, en sesión extraordinaria, el pleno del Consistorio aprobó anoche con los votos a favor de PP y PSOE y en contra de Izquierda Unida la modificación de créditos número 4, por la que destina esa cuantía desde el remanente de Tesorería de recursos generales. «Dotamos la partida presupuestaria y, a continuación, pagamos las facturas», explicó la alcaldesa, Yolanda Preciado.

Con el cauce a unos niveles normales para un invierno más lluvioso de lo normal, el choque del agua en este punto de curva en el meandro del Estajao del río Ebro había ido erosionando de manera importante la mota que cierra su curso.

El Ayuntamiento levantó un muro de más de 20 metros de ancho que evitó la ruptura del mazón

Precisamente esa mordida de las aguas tenía lugar en una zona próxima a los pozos de captación de la ciudad de las cigüeñas, poniéndolos en riesgo, además de al colector que los comunica con los depósitos del monte La Plana, desde donde suministra el agua potable a los hogares.

Con el asesoramiento de la Confederación Hidrográfica del Ebro, el Ayuntamiento acometió los trabajos de refuerzo del mazón, levantando un muro a su espalda de más de 20 metros de ancho. Ese refortalecimiento llegó para la crecida extraordinaria del 13 de abril, siendo a juicio del grupo de Gobierno y del PSOE la actuación responsable de que el mazón no terminara de romperse. Por el contrario, el edil de IU, Javier López, lamentó que tras las medidas del 2015 fuesen necesarios otros 300.000 para proteger los pozos.

Según la previsión del arquitecto municipal, el pago por esta medida, a la que resta trabajos en la red eléctrica para trasladar uno de sus postes, supondrá 277.039,61 euros. Por "prudencia", el grupo de Gobierno optó por dedicar 300.000. Ante eso, la edil de Hacienda, Charo Preciado, explicó que solicitarán al Gobierno de España restituir la inversión.

Ante la previsión del Ayuntamiento de cambiar de ubicación los pozos, la idea es mover el poste eléctrico para que quede fuera del propio mazón y del impacto de las aguas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos