La Administración ofrece bonificaciones y líneas de ayuda a la empresa arrasada por el fuego

Los bomberos del CEIS-Rioja van atacando metro a metro el interior de la nave calcinada, pues pequeños focos de fuego aún se consumen bajo las paredes y cámaras afectadas. :: /Ernesto Pascual
Los bomberos del CEIS-Rioja van atacando metro a metro el interior de la nave calcinada, pues pequeños focos de fuego aún se consumen bajo las paredes y cámaras afectadas. :: / Ernesto Pascual

El devastador fuego que destruyó una nave con 1.500 toneladas de pera seguía ayer presente en pequeños focos en su interior

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUALAlfaro

Aunque poco podían hacer, numerosos trabajadores de Frutas Micersa se personaron en la jornada de ayer ante sus devastadas instalaciones. «Algo hemos descansado», asentían incluso sus responsables, después de haber pasado más de 24 horas al pie del incendio desde su inicio en la medianoche del domingo. La plantilla, no obstante, ha comenzado a recuperar datos y a contactar con clientes y proveedores para explicarles la nueva situación. Y, por supuesto, pensar en el futuro.

Ayer, los directivos de la empresa tenían una jornada de reuniones, entre otras con su compañía de seguros. Y horas antes habían recibido el apoyo de la de la consejera de Desarrollo Económico, Leonor González, y de la alcaldesa de Alfaro, Yolanda Preciado. Ambas mandatarias se pusieron a disposición de la empresa para apoyarla con líneas de ayuda, bonificaciones en impuestos y tramitación en el caso de que opte por reconstruir.

La jornada para los responsables de Frutas Micersa fue ayer de visitas, desde la de los seguros hasta de técnicos municipales alfareños, además de técnicos de Carreteras. Ante la nube de humo que traspasa la carretera LR-287 a Corella, éstos determinaron que seguirá cortada al tráfico.

Los alfareños se acostaron el lunes escudriñando en el horizonte de la noche el resplandor del humo que continuaba saliendo desde las instalaciones de Frutas Micersa. Al despertarse ayer, la columna de color blanco permanecía y cruzaba el paisaje de la localidad hacia Yerga. También seguían en sus labores los bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Socorro (CEIS-La Rioja).

Con el perímetro de la nave acotado, dos dotaciones del CEIS-Rioja continuaron trabajando durante la soleada jornada, que despertó con fuerte viento. Su objetivo es seguir avanzando en la extinción de los pequeños focos, enfriar el espacio y esperar a que se consuma todo el material, palés y producto que se almacenaba en una nave que tenía cinco cámaras frigoríficas, una pequeña oficina y laboratorio.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos