La Rioja

El PP aprueba en solitario su «sexta congelación» de tasas

  • PSOE e Izquierda Unida rechazan la modificación de las ordenanzas fiscales para el 2017 por no contemplar criterios de progresividad

«Si un alfareño mira lo que pagaba en el 2011 en los impuestos y tasas locales, abonará lo mismo en el 2017». Fue el argumento con el que la alcaldesa de Alfaro, Yolanda Preciado, clausuró ayer el debate en el pleno de la Corporación para aprobar las ordenanzas fiscales que regirán en el próximo ejercicio. Señalar que su grupo de Gobierno «congela por sexto año consecutivo» las tasas e impuestos municipales fue su respuesta al voto en contra tanto de PSOE y Izquierda Unida, quienes, desde la oposición, lamentaron que la propuesta popular no contemple progresividad fiscal para favorecer a las familias más necesitadas en estos tiempos de crisis.

De este modo, además de reservar la cuantía para el primer pago para la compra del convento de las concepcionistas franciscanas, la sesión extraordinaria de pleno contempló una serie de modificaciones menores en las ordenanzas municipales con el voto a favor de PP y en contra de PSOE e IU. En unos casos, las modificaciones incorporaban textos legales y en otros concretaban diversas tarifas. Como ejemplo, introducía los establecimientos en la tasa de basuras -con una tarifa según las habitaciones que cuentan-, las tarifas para terrazas en establecimientos hosteleros durante las fiestas o redondeaba la tasa por retirada de vehículo con grúa.

El concejal de IU, Javier López, invitó a los populares a «ser más ambiciosos» aplicando fiscalidad progresivo. Para ello, planteó una serie de modificaciones en los diversos impuestos. La portavoz popular, Charo Preciado, señaló que alguna propuesta les gustaba y que las estudiarán para el próximo ejercicio. En esa espera, IU votó en contra.

Más enfrentado fue el debate entre PSOE y PP. La portavoz socialista, Sara Orradre, mostró su desacuerdo con la política impositiva popular e instó a ir más allá de congelar impuestos para buscar bajarlos para dar respuesta a los tiempos actuales. «Es la política fiscal más injusta y menos social de La Rioja, con alguno de los impuestos más caros de la región», afirmó. En respuesta, Preciado señaló que su grupo ha congelado los impuestos que el PSOE dejó en el 2011. «El PSOE las subía año tras año, por eso tenemos algunos de los impuestos más altos de La Rioja», replicó.

Entrando al análisis de las modificaciones, Orradre mostró la incomprensión del grupo socialista por la bajada del coeficiente de aplicación del impuesto de actividades económicas, «pues no afecta al autónomo o pequeño comerciante, pues se aplica a las empresas que facturan más de un millón de euros».