La Rioja

Un colector conducirá las aguas de la zona industrial junto al cementerio

El colector se acondicionará paralelo a la carretera de Castejón. ::
El colector se acondicionará paralelo a la carretera de Castejón. :: / Ernesto Pascual
  • El Ayuntamiento de Alfaro inicia el proyecto, que conllevará un proceso de expropiación del subsuelo en varias fincas paralelas

La zona del cementerio municipal alfareño, en la salida de la carretera hacia Castejón, es un punto de encuentro de barrancos y yasas hacia el cauce del río Ebro. Por ello, la estabilidad de su terreno y la lucha contra las filtraciones de agua que lo debilitan ha sido una constante del Ayuntamiento en los últimos años.

Entre esos episodios, cabe recordar las actuaciones del Ayuntamiento en las zonas de nichos del camposanto tras sufrir el derrumbe de la fachada de una de las estructuras, el deslizamiento de una ladera que afectó a una empresa o los trabajos de la sociedad estatal Adif para amarrar los diversos barrancos que amenazan la seguridad del próximo paso ferroviario.

Como una medida más en la zona, el Ayuntamiento va a acometer el acondicionamiento de un colector de aguas fecales para servicio de la zona. Para ponerlo en marcha, el pleno otorgaba por unanimidad el pasado 25 de octubre la aprobación inicial del proyecto de desagües de la zona industrial AHI-1, es decir, junto al cementerio municipal.

A la par, declaró la utilidad de las obras de cara a la expropiación de los terrenos afectados. A partir de ahí, el proyecto, cuya cuantía todavía no se ha concretado, tendrá quince días de exposición pública una vez quede publicado.

«Es un proyecto necesario desde hace años y es oportuno acometer el colector cuanto antes, que llegará al de la rotonda de Encuentro de Caminos para llegar a la depuradora por avenida de Navarra», explica el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Adrián López.

De cara a las expropiaciones, el edil expone que se ha buscado que el impacto sea mínimo, dado que el colector correrá en paralelo a la carretera. Al ir soterrado, permitirá el uso de las fincas en superficie en el futuro.