La Rioja

El último brindis festivo en Alfaro

fotogalería

El III Concurso de Lanzamiento de boina fue en la tardenoche de ayer el último acto de fiestas. :: e.p.

  • La quinta jornada de las fiestas por la Virgen del Burgo devuelven al pueblo a la normalidad

Esta vez sí. Esta vez ya es definitiva e inevitable la llamada de la normalidad a los alfareños. Cuando en la medianoche del 20 de agosto entonaban el 'Pobre de mí' y enterraban la cuba de las fiestas patronales por San Roque y San Ezequiel sabían que guardaban un as bajo la manga. Porque en unas semanas llegaban sus fiestas por la patrona, por la Virgen del Burgo. Pero estos días de paréntesis y ambiente en las calles antes del inicio del curso escolar o del regreso a los trabajos tras vacaciones llegaron anoche a su conclusión.

relacionado
  • Ruta Jacobea del Ebro

La quinta y última jornada de fiestas por la Virgen del Burgo recibió en el mediodía la llegada de la VIII Carrera pedestre Ruta Jacobea, que tuvo su salida en la plaza Gallarza de Rincón de Soto y su llegada, doce kilómetros después, en la plaza del Trinquete de Alfaro. Una degustación por la sociedad gastronómica El Tembleque y la Asociación de Mujeres y unos hinchables para los pequeños alimentaron el ambiente de vermú en el veraniego mediodía.

Otra carrera retomaba el ambiente por la tarde, la tercera suelta de reses bravas por el recorrido de los barrios del Burgo. Un trazado con varias entradas y salidas en los diversos ramales permite la emoción para el público que espera la llegada repentina de las reses a la carrera e intenta pararlas en los espacios para los recortes. Cientos de personas siguieron la suelta, que sólo tuvo un susto ante el despiste de un presente ante uno de los mansos.

Al finalizar, la plaza del Trinquete recuperó fuerzas con una degustación de panceta y chistorra. El buen tiempo invitó a muchos a mantenerse en las terrazas y a saborear la degustación. Y también a acudir a la última cita de estas puertas cuando caía la noche, la tercera edición del Concurso de lanzamiento de boina, que reunió en el cuarto de Pararrayos a cientos de personas.