El alcalde de Viguera se enroca en su cargo con el respaldo del PP

Sonia Tercero

Aitor Santibáñez, al que el PP suspendió de militancia, explica en un pleno por qué revocó su dimisión tras haber sido detenido y puesto en libertad horas después

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

La expectación era entendible. Varios agentes de la Guardia Civil en la puerta del Ayuntamiento, más de cuarenta vecinos pendientes del pleno, y un alcalde dispuesto a explicar el porqué se mantenía al frente del Consistorio de Viguera después de todo lo acontecido en las últimas semanas, con renuncia como primer edil y posterior vuelta atrás incluidas.

Más información

Aitor Santibáñez, el alcalde 'popular' de la localidad que revocó su dimisión y al que el PP suspendió de militancia tras haber sido detenido y puesto en libertad horas después, ha dado su versión de los hechos en el transcurso de un pleno ordinario muy caliente en el que se ha justificado asegurando que lo que él declara es la única verdad, poniendo en duda la labor informativa de los periodistas que informaros sobre el suceso. «Lo que dice el escrito es lo que yo he redactado y lo que es verídico. Lo que diga un periodista será para vender tebeos, para vender periódicos a mi costa o a costa nuestra», ha declarado Santibáñez.

El alcalde ha desvelado que «después de las injustas implicaciones» reconsideró su postura porque «se podría entender como una aceptación tácita de culpabilidad». Afirma que no tiene «ninguna acusación penal» y que sólo ha «prestado declaración».

El edil ha insistido en que «lo que es real es que lo que no se ha pagado es porque está en los tribunales y porque hemos valorado no ser cómplices de una situación que no es lícita, que no es legal. Lo demás se ha pagado honradamente». Además, ha defendido la gestión desde que comenzara la legislatura: «La abrimos en junio de 2015 con una deuda de 40 millones de pesetas (240.000 euros). A día de hoy no se debe ni un duro. No hay nadie que no haya cobrado. Lo digo alto y claro. Ni un duro. El que no ha cobrado ha sido porque está la factura judicializada y la asesoría del Ayuntamiento ha dicho que no se pague porque ha visto alguna cosa irregular o porque está en los tribunales».

El PP, por su parte, ha asegurado que, «como no hay expediente contra él abierto en el Ayuntamiento» y sólo tienen conocimiento de lo ocurrido por la prensa, esperarán a ver «qué dice la Justicia».

El PSOE, en un pleno repleto de cruces de acusaciones, ha preguntado «el porqué de que no haya comunicado su revocación antes, cuando ya ha pasado un mes y medio». Los socialistas han pedido al alcalde que explicara los hechos que motivaron su detención, pero no lo ha hecho. Así que le han solicitado al PP que lo haga pero los concejales 'populares' no lo han considerado oportuno.

El ex del PR, que ahora actúa como no adscrito, ha advertido entonces de que, como el PP no va a presentar la moción, lo harán él y el PSOE.

La tensión del ambiente no sólo se ha palpado en la mesa del pleno. También los asistentes como oyentes han vivido momentos complicados. De hecho, uno de los vecinos ha sido desalojado tras llamar supuestamente «subnormal» al concejal del PP Rubén Benito, que había sido el encargado de anunciar que su partido no iba a presentar moción de censura alguna contra Santibáñez. La oposición ha dicho que no había oído nada.

Sonia Tercero

Santibáñez, que continúa como regidor de Viguera aunque sin estar adscrito a grupo político, había colocado un bando por el municipio en el que informaba a los vecinos de que en esta sesión daría «cuenta al pleno de los motivos del escrito de dimisión y de su posterior revocación». Asimismo, detallaba que también haría «balance de la situación económica actual del Ayuntamiento y de la gestión realizada por el equipo de gobierno» del PP en estos tres años de legislatura. Esta gestión, así como la de anteriores periodos comandados por los 'populares', ha sido puesta en entredicho en numerosas ocasiones por la oposición (representada por los ediles del Grupo Municipal Socialista, Marta Ramírez, y el concejal no adscrito a formación política, Francisco Jalón).

La concejala socialista y el edil Jalón han solicitado la convocatoria de un pleno extraordinario, previsiblemente para dentro de 15 días, en el que preguntarán al PP «si va a presentar una moción de censura» contra Santibáñez o «va a seguir legitimando a una persona investigada por la Policía Nacional». Según pudo saber Diario LA RIOJA, el PSOE ha preferido dar este paso primero y forzar al PP a exponer su postura antes de presentar junto a Jalón una moción de censura contra el todavía alcalde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos