Acuerdo en Fuenmayor para reubicar el mercadillo en la zona del complejo deportivo

P. HIDALGO

El equipo de gobierno de Fuenmayor y los vendedores del mercadillo de los viernes han alcanzado un acuerdo para ubicar los puestos en la zona del complejo deportivo municipal, también denominado barrio de Cañas.

La aprobación en mayo de la ordenanza reguladora de la venta ambulante conllevó el traslado a partir del mes de julio del mercadillo al entorno de las piscinas municipales. Hasta la fecha, los puestos se habían colocado en las calles Donantes de Sangre y Avenida de La Rioja, en las inmediaciones del colegio. El la asociación de padres del centro había solicitado que se recolocara en otro lugar para evitar molestias.

El traslado despertó el malestar de los vendedores del mercadillo, ya que consideraban que el nuevo emplazamiento en una zona más alejada del centro de Fuenmayor supondría un descenso en las ventas.

El alcalde fuenmayorense, Alberto Peso, y representantes de los vendedores mantuvieron hace unos días una reunión, de la que salió el acuerdo para establecerse en el área del complejo deportivo municipal a modo de prueba.

«Los cambios cuestan mucho, a unos les gustan y a otros no, pero por lo menos hay que intentar probar», afirmó Peso. Se han dado un plazo de seis semanas. Si el nuevo emplazamiento no convence, se realizará otro cambio a una zona más céntrica. Tal vez, la plaza de Tresses.

Fotos

Vídeos