Los actos de la matanza protagonizaron la fiesta de San Antón

Niños en el taller de elaboración de chorizos. :: /Sanda Sáinz
Niños en el taller de elaboración de chorizos. :: / Sanda Sáinz

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZIgea

El taller de elaboración de chorizos resultó un año más un éxito. Fue el acto con el que comenzó ayer por la tarde la celebración de San Antón organizada por la Asociación Igeensis. Participaron unos sesenta niños y varias voluntarias les enseñaron lo que es el picadillo, a embutirlo en el intestino, atar el chorizo y colgarlo para su secado. Al final cada uno pudo llevase a casa la ristra que había hecho.

Después llegó al frontón de la plaza Pedro María Sanz Alonso, el carnicero Donato Rubio, que se encargó, como otros años, del descuartizamiento de un cerdo. Los lotes resultantes fueron sorteados posteriormente (se vendieron boletos en los establecimientos del pueblo a lo largo de la semana) y ayer por la tarde.

En la plaza se encendió una hoguera, hubo ambientación musical y, para finalizar, degustación en la que se sirvieron 250 raciones de picadillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos