La Rioja

Briones muestra la vida en el siglo XIV

fotogalería

Los soldados franceses y los arqueros protagonizaron el asalto a la torre del homenaje ante la mirada del público asistente. :: c.v.

  • Las Jornadas Medievales celebraron su primera jornada con la vista puesta en su internacionalización

Los vecinos de Briones se reencuentran con la historia cada año. Con su historia. Porque un 31 de marzo de 1379, en este territorio se firmó una paz que serviría para poner fin a una guerra entre Castilla y Navarra. Briones tuvo un papel relevante en el devenir de los hechos posteriores y por eso Briones Medieval decidió hace dos décadas exaltar un siglo importante para la historia de la villa.

Y ayer, de nuevo, los brioneros mostraron cómo era la vida en el siglo XIV. Porque este fin de semana, toda la villa revive los oficios de entonces. Y para ello abren los portales de medio centenar de casas. Portales en los que también entonces se encontraban las hilanderas, las bordadoras, el herrador o los carniceros.

El desfile inaugural reunió a todos los partícipes de la fiesta este fin de semana. Desde la ermita del Cristo desfilaron hasta la plaza de España para recoger simbólicamente las llaves que abren los portales. El presidente de Briones Medieval, Vicente Ceballos, transmitió su intención de solicitar la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional. «No es afán de titulitis, si no que va a venir muy bien para Briones».

El presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, recogió el testigo y aseguró que «todo lleva su tiempo, pero más pronto que tarde esperamos que se consiga». Asimismo, felicitó a los brioneros por su esfuerzo conjunto para que cada año las Jornadas Medievales salgan adelante.

Con el reparto de llaves, comenzó a desarrollarse un intenso programa. Los portales se llenaron de vida y las actividades se sucedieron durante todo el día. Las bailarinas nazaríes bailaban en la plaza, los arqueros y los guerreros franceses asaltaban la torre del homenaje, los cómicos recorrían las calles sorprendiendo a los visitantes con el padre Damián y los caballeros ponían a prueba su destreza en las cercas.

Por la tarde, misma intensidad. Porque Briones no se detiene ni un segundo. Y a pesar de las altas temperaturas, el público acudió a su cita con el municipio. Las sombras fueron ayer muy demandadas y todo el mundo escapaba del sol mientras que buscaban el fresco en los portales o se hidrataban en el mesón y las tabernas.

El espectáculo de la Paz de Briones cerró una primera jornada que tendrá hoy continuidad con actuaciones desde las 11 horas y con portales en los que se recibe al visitante con los brazos abiertos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate