La Rioja

Garnica invierte 2,7 millones en una nueva línea para su factoría de Fuenmayor

Dos operarios controlan el proceso en la nueva máquina de barnizado, en el punto en que se voltean los tableros. ::
Dos operarios controlan el proceso en la nueva máquina de barnizado, en el punto en que se voltean los tableros. :: / Sonia Tercero
  • La planta incorpora una máquina de barnizado que acortará los plazos de entrega y generará ocho puestos de trabajo

Garnica ha invertido 2,7 millones de euros en la puesta en marcha de una nueva línea de barnizado a dos caras y pintado a rodillo en su planta de Fuenmayor.

Esta apuesta refuerza la competitividad de la factoría fuenmayorense, ya que le permitirá «acortar los tiempos de entrega del producto e incrementar la calidad», reseña el director industrial de la compañía, Bruno Martínez.

Garnica, líder europeo en producción de tablero contrachapado de chopo y referente mundial en el sector, cuenta con cinco plantas -tres en La Rioja (dos en Baños de Río Tobía y una en Fuenmayor; otra ubicada en el municipio leonés de Valencia de Don Juan; y una más en el sur de Francia, localizada en Samazan-. Martínez explica que «hasta ahora el proceso de barnizado se subcontrataba a una fábrica de Levante» y la incorporación de esta nueva línea en la factoría de Fuenmayor supondrá «una mejora de cara al cliente», dado que podrán recibir sus pedidos de tableros hasta doce días antes de lo que lo hacían hasta el momento.

La moderna maquinaria, una imponente celda completa de barnizado y acabado, da al tablero dos capas de barnizado de fondo, lo lija y le da otra capa de barnizado de acabado por cada cara.

La máquina se activó hace cerca de quince días, tras una inversión por parte de la firma de 2,7 millones de euros.

Su puesta en marcha ha posibilitado crear tres empleos en Fuenmayor y el director industrial de Garnica espera sumar a cinco trabajadores más cuando la celda se encuentre «a plena capacidad de producción», una circunstancia que estima que se producirá al término de este verano. En el grupo Garnica trabajan en la actualidad unas 860 personas, de las cuales 158 lo hacen en la planta de Fuenmayor.

La compañía de origen riojano fabrica tableros de contrachapado de chopo con acabados en esta madera, 'hardwood' (madera de arce, abedul, nogal y cerezo) o maderas tropicales. Del grupo salen al año unos 6.000 camiones de producto terminado, de los que unos 34 por semana parten de la factoría de Fuenmayor. Garnica vende a 34 países y exporta el 93% de su producción.

Sus tableros se destinan al mobiliario general o de barcos y caravanas, así como a la colocación de parqué. El grupo prevé facturar este año cerca de 200 millones de euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate