La Rioja

Albelda, Alberite y Villamediana rechazan la idea de mancomunar la policía con Lardero

Un agente de la Policía Local de Lardero facilita el cruce de la calle por los escolares de la localidad a su salida del colegio González Gallarza. ::
Un agente de la Policía Local de Lardero facilita el cruce de la calle por los escolares de la localidad a su salida del colegio González Gallarza. ::
  • Consideran «inasumible» por ahora el coste que supondría el servicio y Villamediana opta por contratar a tres auxiliares de policía más en este año

Los municipios del área metropolitana (Albelda, Alberite y Villamediana de Iregua) a los que Lardero les ofreció la posibilidad de compartir su servicio de Policía Local rehúsan por ahora esta opción.

Después de haber mantenido un par de reuniones en los últimos meses, Alberite y Villamediana se descuelgan de la propuesta y Albelda no cierra las puertas de forma definitiva, pero tampoco da un 'sí'.

La idea de mancomunar la Policía Local de Lardero (cerca de 10.000 habitantes) con las localidades de su entorno, como fórmula para mejorar el servicio sin que represente un mayor coste para las arcas municipales, partió de una moción presentada por el Grupo Municipal del PR+ en Lardero que fue aprobada a finales del pasado año en este Consistorio. A principios del 2017, Lardero dio traslado de lo acordado en dicha sesión y recabó el interés de Albelda, Alberite y Villamediana de Iregua para estudiar la cuestión.

Se da la circunstancia de que Lardero es el único municipio de los cuatro con Policía Local, un cuerpo al que este ejercicio destinará 722.000 euros para sufragarlo. Villamediana de Iregua dispone de dos auxiliares de policía que trabajan de lunes a viernes, sólo en horario de mañana, y en Albelda y Alberite de las labores de seguridad se encarga la Guardia Civil.

Ofrecimiento

«Nosotros hemos realizado el ofrecimiento y en sus manos está», señala el alcalde de Lardero, Juan Antonio Elguea; quien, no obstante, remarca que el fin de la iniciativa radica en que a su localidad el servicio le suponga un menor desembolso. «Si nosotros no vamos a obtener un ahorro en el gasto, nos quedaremos como estamos», defiende.

A Villamediana de Iregua, el municipio con mayor población de los tres sondeados con casi 8.000 habitantes, no le salen las cuentas. Su regidora, Ana Belén Martínez, comenta que «no hay cifras concretas», aunque «grosso modo» sumarse a una Policía mancomunada le resultaría a su localidad por unos 500.000 euros. «Eso es muchísimo para nuestro presupuesto», afirma.

«Soy la primera en apostar por la seguridad y no está nada cerrado, pero por ahora no hay intención», continúa. Y es que considera que Villamediana debe hacer frente en la actualidad a otras prioridades. «Supone demasiado dinero, cuando tenemos tantas cosas por resolver».

Así, Martínez aboga por incrementar en tres la plantilla de auxiliares de policía en Villamediana durante este año. El proyecto de presupuestos para el 2017, que se presentará en los próximos días, reserva una partida de unos 25.000 euros para contratar a tres efectivos más, previsiblemente hacia el final del ejercicio. «Con cinco obtendremos una mejora importante en seguridad porque dispondremos de servicio por las tardes, en fines de semana al menos los sábados y también avanzaremos en el tema de la grúa», anuncia.

«Intentaremos dar los servicios de una policía, pero de forma más comedida», subraya. Y es que contar con cinco auxiliares de policía durante un año resulta por unos 130.000 euros, frente a los 500.000 que estiman les costaría incorporarse a la Policía mancomunada.

Alberite (unos 2.500 vecinos) también lo ve «inasumible» de momento. «La idea nos parece interesante, pero el presupuesto se nos va de las manos», admite su primer edil, Ignacio Jadraque; quien apunta que «si hacemos otra plantilla igual a la de Lardero para el resto de localidades, sale bastante caro».

Por su parte, la alcaldesa de Albelda (unos 3.000 habitantes), Rosana Zorzano, ni rechaza públicamente la iniciativa ni se adhiere a ella. «Estamos interesados, pero hay que ver a qué coste», declara; por lo que prefiere «ir viéndolo».

Jadraque y Zorzano coinciden en que contar con policía «vendría bien» para controlar los aparcamientos indebidos, sobre todo en lugares con vados, y para regular la circulación en sus localidades.

Así que el regidor de Lardero zanja: «Son ellos los que tienen que decir si quieren seguir con el proceso o no».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate